VIDEO | Nacho: "Me llevo la golpiza de parte de quienes comparten mi posición política"

29


Caracas.- El cantautor venezolano Nacho regresó a Venezuela el pasado jueves 27 de diciembre, luego de un año de ausencia. Este sábado 29 publicó en su perfil de Instagram que se despedía nuevamente del país «con el ánimo en el limbo».
«Esta vez me llevo la golpiza de parte de quienes supuestamente comparten mi posición política», indicó en su publicación, en la que también aseguró que le será «muy difícil» regresar al país.

Foto: Instagram – @Nacho

 
Miguel Ignacio Mendoza, nombre real del intérprete, viajó desde Miami a Valencia en un avión privado, en compañía del empresario aragueño Aldo Sapienza. Dijo que viajó de esta forma gracias a «su trabajo y esfuerzo».

Lea también Nacho vuelve a Venezuela y rechaza críticas en su contra

En las redes sociales circuló una fotografía del exintegrante del dúo Chino y Nacho en compañía de Joselynn Acosta Bertho, hija de la exgobernadora encargada del estado Aragua y actual ministra de la Mujer,  Caryl Bertho, y quien ha trabajado junto al vicepresidente económico Tareck El Aissami.
La fotografía fue difundida por la periodista venezolana Angie Pérez, quien se encuentra radicada en Miami, Estados Unidos.
Según la periodista, Acosta Bertho es socia, junto Sapienza y Nacho, de una pastelería en Maracay.

| Foto: Instagram – @angiepereztv

En la publicación en la que Nacho anunció que retornaba a Estados Unidos, país en el que reside junto a su familia, pidió que no confundir el «respeto con compartir inclinaciones o ideales».
En el texto, el también compositor aseguró no ser un «oportunista de gobiernos u oposiciones».
«Por mucho que intenten empañar mi reputación jamás encontrarán nada que me ligue a actos delictivos o a utilización de capital nacional para intereses personales», alegó Nacho.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Me despido con un sentimiento extraño, con el ánimo en el limbo. El odio se ha apoderado. La ceguera del radicalismo es abrumadora y esta vez me llevo la golpiza de parte de quienes supuestamente comparten mi posición política. Va a ser muy difícil para mí regresar a mi tierra bajo sus circunstancias a pesar de haber ganado el respeto, gracias a mi firmeza, de políticos que han recibido mis más intensas críticas, entiendan bien: no liguen respeto con compartir inclinaciones o ideales. Mis amigos gays nunca han intentado volverme homosexual, los ateos nunca han logrado desviar mi creencia en Dios y así mismo los chavistas jamás han hecho que deje de oponerme al gobierno venezolano, eso sí, es posible que en mi encuentren a un detractor pero jamás a un enemigo. Quizás debí oír los consejos de quienes me dijeron que no me arriesgara. Estuve atento en cuidarme de una parte y me atacó la otra. Tengo unos hijos bellos y una esposa que me necesitan, mi vida es lo suficientemente bonita como para sumarle energías turbias. Espero que los problemas del país se solucionen y SÍ CREO QUE NECESITAMOS UN CAMBIO DE GOBIERNO (es mi convicción) pero también creo que necesitamos con más urgencia un cambio de alma y de espíritu. Tocará encontrar a mi patria en otras patrias. La vida es una sola y por mucho amor que sienta por mi gente, si me pusieran a decidir entre salvar a cien personas o salvar a mi familia, como humano que soy, salvo a mi familia. No me hace falta dinero, gracias a mi trabajo tengo bastante para vivir. No tengo ni he tenido problemas en USA porque no he sido, ni soy ni seré ningún oportunista de gobiernos u oposiciones y por mucho que intenten empañar mi reputación jamás encontrarán nada que me ligue a actos delictivos o a utilización de capital nacional para intereses personales. Vivo en Miami tranquilo y mis vecinos me ven en la calle con mis hijos y mi esposa haciendo mercado, llevándolos al colegio, yendo a hacer deportes, para ellos no soy una polémica ni una noticia y la verdad, a estas alturas, creo que estoy pasando por alto mi bendición. Ojalá, algún día todo mejore para ustedes. Por ahora prefiero no saber mucho más. Dios los bendiga.

Una publicación compartida de Nacho «Miguelito» Mendoza (@nacho) el