Rusia aspira a convertirse en la quinta economía mundial

114

Putin dijo que Rusia apunta al desarrollo de proyectos nacionales. Foto EFE

Moscú.  El presidente ruso, Vladímir Putin, manifestó este jueves 20 de diciembre que Rusia debe aspirar y tiene todo para convertirse en la quinta economía mundial por volumen del Producto Interior Bruto (PIB).
«Necesitamos entrar en otra liga de economías. Creo que es completamente posible ocupar el quinto lugar (por PIB); ocupamos el quinto lugar por el volumen de la economía, según la paridad de poder adquisitivo», dijo Putin en su tradicional rueda de prensa de fin de año.
Pero insistió en que para ello hay que estar «en otra liga de calidad de la economía» y aseguró que ese es el objetivo que persiguen los proyectos nacionales que desarrolla el Ejecutivo.

Lee también: Devaluación incentiva a extranjeras a practicarse cirugías estéticas en Venezuela

En mayo pasado, Putin planteó al Gobierno la tarea de que Rusia, sometida a sanciones occidentales y a los vaivenes de los precios del crudo, su principal fuente de ingresos, se convierta en la quinta economía mundial para 2024, año en que concluye su actual mandato al frente del Kremlin.
«No podremos conseguir los ritmos de crecimiento del PIB para dar ese salto adelante si no cambiamos la estructura de la economía», señaló el presidente ruso, que subrayó que a ello apuntan precisamente los proyectos nacionales.
Sobre la actual situación económica, destacó que por primera vez en ocho años el país tiene superávit presupuestario, que cifró en 2,1 % del PIB.
Defendió la subida del IVA, de 18 a 20 %, a partir del próximo 1 de enero con la necesidad de disminuir la dependencia de los ingresos generados por la exportación de hidrocarburos para cuadrar los presupuestos del Estado.

Lee también: Torino Capital: El Gobierno puede ser desconocido en las cortes internacionales si proceden demandas en su contra

Putin admitió que la medida puede provocar un aumento de los precios y de la inflación a comienzo de año, pero expresó su confianza en que luego la situación de estabilizará.
Al preguntársele sobre si está satisfecho con la gestión del primer ministro Dmitri Medvédev, y su equipo, el mandatario respondió lacónico: «En general, sí».
Destacó que la economía rusa se ha adaptado a las sanciones occidentales, que —subrayó— han golpeado a los países que las han impuesto.
«Perdieron nuestro mercado, ahora no suministran mercancías y no reciben las nuestras en los volúmenes que precisan, han perdido puestos de trabajo y eso para ellos es doloroso», explicó el presidente ruso.
Señaló que en muchos países de la Unión Europea la tasa de desempleo es «muy elevada» y puso un ejemplo: «En España es de cerca de 15%. La nuestra es de 4,8%, y la de ellos, de 15».
Según Putin, a consecuencia de las sanciones occidentales a Rusia, el comercio mundial ya ha sufrido un merma de 400.000 millones dólares.
EFE

¿Qué tan útil fue esta publicación?