Basura acumulada dificulta la movilidad de los vecinos de El Manicomio

5
En la calle El Molino del sector El Manicomio, la basura puede llegar a acumularse durante un mes e impedir la movilidad de los vecinos. | Foto: Ronald Enrique Peña.

Caracas.- Hasta un par de meses, en El Manicomio, sector de la parroquia La Pastora, el aseo urbano recogía la basura cada semana, ahora puede tardar hasta un mes. «Desde hace tiempo que Supra no mandaba los camiones compactadores, pero por lo menos hacían la recolección con los de volteo», contó Miriam Cuevas, vecina de la zona,  a El Pitazo. 

En la calle conocida como Rancho Grande, los desperdicios acumulados se riegan por la vía a causa de un bote de agua proveniente del Hospital de Lídice. | Foto: Ronald Enrique Peña.

En la calle El Molino, un botadero de basura dificulta el paso del Metrobús que cubre la ruta desde la estación Agua Salud hasta la entrada de Lídice. Los vecinos afirmaron que la acera se llena de basura en uno o dos días: «Imagínate como está esto en un semana, ni te quiero decir en dos», comentó un comerciante de la calle. Miriam cree que la zona no está peor porque en esa cuadra funcionan la estación policial La Pastora y un módulo de Barrio Adentro.

Vecinos del sector contaron que a veces hay tanta basura que impide el paso del Metrobús que cubre la ruta desde Agua Salud hasta Lídice. | Foto: Ronald Enrique Peña.

En la calle conocida como Rancho Grande, una montaña de desperdicios se mezcla con un bote de agua proveniente del Hospital General de Lídice Dr. Jesús Yerena, y provoca que la basura se riegue por la vía. A pesar de todo, Miriam asegura que la zona se mantiene limpia gracias al esfuerzo de los vecinos por cumplir con el compromiso de depositar la basura en el lugar destinado para eso. «La basura se acumula porque, claro, después de tantos días sin aseo es difícil, pero al final todos tratamos de no lanzar desperdicios por ahí».