Localizaron cadáver de taxista en zona boscosa de La Mariposa

37
Embalse La Mariposa. FOTO Hirsaid Gómez

Embalse La Mariposa | Foto Hirsaid Gómez

Caracas.- Ricardo Abel Ojitos Zamora se aprestaba a celebrar sus 56 años este 17 de enero, pero montar a las personas inadecuadas en su taxi le truncó la fiesta. El conductor salió del terminal terrestre de La Bandera con dirección a Barquisimeto, junto a cuatro pasajeros, y no se volvió a saber nada de él. Su cadáver terminó siendo localizado en una zona boscosa de La Mariposa, estado Miranda.
El pasado 11 de enero, Ricardo Ojitos Zamora fue al terminal de La Bandera, en el municipio Libertador, para buscar viajeros extraurbanos. Un trabajador del sitio le ayudó a conseguir los pasajeros que iban rumbo a Barquisimeto. Según su esposa, Cielo Bonilla, Ojitos Zamora le informó a la 1:00 p. m. que iba saliendo en su vehículo, marca Chery, modelo Orinoco, color blanco con rayas amarillas, hacia la zona centroocidental.
El conductor no pertenecía a una línea y tampoco trabajaba diariamente como taxista. De acuerdo con su pareja, hacía viajes los días viernes por la afluencia de viajeros. Cielo Bonilla precisó que si salía de la ciudad, su esposo le informaba en todo momento en qué sitio del país se encontraba. El 11 de enero eso no pasó. Ella solo supo que salió de Caracas, pero no tenía su ubicación.
La víctima y su familia son de San Casimiro, Aragua. La esposa, angustiada por desconocer el paradero de su esposo, decidió acercarse al comando de la Guardia Nacional de la localidad. Allí, los funcionarios, luego de gestiones de rastreo, le informaron que la última llamada que había realizado Ojitos Zamora tenía fecha de 11 de enero, hora 1:00 p. m., que correspondía con la llamada a su esposa.
Con esa información, Cielo Bonilla tomó la decisión, la mañana del 15 de enero, de asistir, junto con su hija de 28 años, a la medicatura forense de Bello Monte. Allí le notificaron que no habían recibido un cadáver con el nombre de Ricardo Ojitos.
Posteriormente, madre e hija acudieron a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la avenida Urdaneta, a presentar la denuncia de la desaparición de Ojitos. Un comisario del Eje de Homicidios le informó a Cielo Bonilla que el cuerpo de su pareja lo habían localizado cerca de la estación de bombeo de La Mariposa, pero no presentaba herida de arma blanca ni de arma de fuego. La familia espera el resultado del informe forense, pues se presume que la víctima falleció de un infarto, que fue aprovechado por las cuatro personas que trasladaba para despojarlo de sus pertenencias.
La víctima solo tenía su cédula y 200 bolívares en su cartera. Hace siete años trabajó como chofer de Empresas Polar y era el antepenúltimo de diez hermanos.