Nueve mujeres fueron asesinadas en los primeros 15 días de enero

20
Foto: Archivo

Nueve mujeres han sido asesinadas en la Gran Caracas en los primeros 15 días | Foto Archivo

Caracas.- Un total de nueve mujeres fueron asesinadas por golpizas tras ataques de celos e ira, y fueron localizadas en contenedores de basura o enterradas en zonas boscosas. Así ha sido el panorama de los primeros 15 días del mes de enero de 2019. Una cifra que luce alta en comparación con las estadísticas de Monitor de Víctimas, que reseñó diez fallecidas en hechos violentos en la Gran Caracas durante todo el mes de enero de 2018.
El 1 de enero de este año, Chirly Anyeli Colina Betancourt fue asesinada. De acuerdo con sus familiares, el móvil del homicidio fue la venganza, pues la pareja de su exnovio, con el que no compartía desde hacía tres años, «la mandó a matar». El hombre fue identificado con el nombre de Devin Luna Tovar, de 28 años de edad, quien también murió tras recibir varios disparos en el rostro.
Según testigos, Chirly se encontraba la madrugada del 1 de enero en una fiesta callejera en el sector Los Pinos, ubicado en la calle principal de El Guarataro. Aproximadamente a las 3:00 a. m., la comunidad escuchó un disparo. La bala la hirió en la parte izquierda del cuello. Fue trasladada al hospital Pérez Carreño, pero ingresó sin vida. Chirly era ama de casa y madre de dos niñas: una de tres años de edad y otra de diez meses.
Por otra parte, la madrugada del mismo 1 de enero fueron ubicados los cadáveres de María Sandra Chacón Dique, de 37 años de edad, y Caína Carolina García Hernández, quienes se encontraban enterradas en la parte alta de La Vega. De acuerdo con el informe de la medicatura forense de Bello Monte, las mujeres presentaban varias heridas causadas por arma blanca.
Otra de esas nueve mujeres fue identificada como Zulay, quien fue localizada el 5 de enero en el interior de un contenedor de basura situado en la avenida Principal de Boquerón, en el kilómetro 2 de la vía El Junquito, Catia. Tenía impactos de bala y también tenía signos de haber sido carbonizada.
Una de las nueve mujeres fallecidas murió por causa de una golpiza propinada por su pareja, de 40 años de edad. Mercedes López, de 26 años, durante más de tres años fue víctima de violencia de género en su casa, ubicada en Hoyo de La Puerta, municipio Baruta.
El lunes 8 de enero los golpes fueron más fuertes que los anteriores, pues le produjeron tal nivel de hematomas que a su atacante no le quedó otra opción que procurarle atención médica. La llevó al hospital Domingo Luciani, en El Llanito. Ambos le dijeron a los médicos que ella había sido víctima de robo en plaza Venezuela y que le habían quitado el celular. Luego, el hombre se contradijo y afirmó que la dama no tenía teléfono.
Los golpes generaron en Mercedes lesiones graves en sus intestinos y en el abdomen. Fue operada, pero en medio de la intervención falleció. Su acta de defunción refiere que su muerte se debió a un shock séptico y traumatismo abdominal cerrado. Se conoció que varias veces la víctima le manifestó a sus familiares la determinación de dejarlo y denunciarlo, pero no lo hizo.
La ira de otro hombre también terminó con la vida de una mujer, pero la locación cambió de una casa a una habitación de motel. La madrugada del 13 de enero, Davismar del Carmen Rodríguez Iglesia, de 15 años y con dos meses de embarazo, fue estrangulada por su pareja, de 34 años, en una cama del hotel Gabial, en plaza Venezuela.
Se conoció que Davismar cumpliría 16 años el próximo 16 de febrero. Estudió hasta primer año en una institución educativa de San Martín. Según sus familiares, en otras ocasiones había sido víctima de violencia de género, al punto de que el fin de semana del 5 de enero su pareja le dio una cachetada en público.
Zuleima Hernández, de 52 años, fue la fémina de mayor edad asesinada esta primera quincena de enero. Murió de un disparo en la cabeza en la entrada de la estación del Metro de Capuchinos, la noche del pasado 13 de enero.
El hecho, según testigos, ocurrió aproximadamente a las 7:30 p. m. La dama se encontraba sola y se presume que fue atacada para robarla. La víctima no tenía esposo ni hijos. Se ganaba la vida en un puesto ubicado en el mercado Los Corotos y residía en una pensión en el barrio El Guarataro, parroquia San Juan.
Miladis María Cantillo Pérez, de 44 años, es la última de la lista. Tras encontrarse desaparecida desde el 15 de noviembre de 2018, su cadáver fue localizado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en una zona boscosa de la Cota 905, municipio Libertador.
Los restos de Miladis aparecieron porque funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) capturaron a uno de los involucrados en el asesinato. Fue este antisocial quien confesó que la habían matado y enterrado en la parte alta de la Cota 905. Miladis era ama de casa, de nacionalidad colombiana y tenía más de diez años como residente de Venezuela.