Proponen aumentar pasaje en el ferrocarril y empezar campaña de valores

31
Coinciden en la necesidad de incrementar la presencia policial en las estaciones
Coinciden en la necesidad de incrementar la presencia policial en las estaciones

Hay solución para tanto caos. Expertos, trabajadores y usuarios tienen ideas claras para lograr rescatar el buen servicio y el civismo dentro del sistema ferroviario Ezequiel Zamora de los Valles del Tuy.

Todos coinciden en la necesidad de “reeducar”, tanto al personal operativo como a los pasajeros, para mejorar la calidad del servicio y el bienestar de quienes hacen uso del sistema, calculadas en 130 mil personas que se trasladan a diario por el ferrocarril.

Ricardo Sansone, presidente de la Asociación Civil Familiametro y con 20 años de experiencia en el área ferroviaria y de sistemas de transporte, puntualiza los tres problemas principales del sistema y las soluciones para erradicarlas.

Lea también Casi una jornada de trabajo les toma a los tuyeros viajar en el ferrocarril

“El primer problema es el mantenimiento, no sólo de los trenes sino de estaciones y vías… Aquí los problemas más graves son los de vías, que son netamente rurales. Son 42 km de vías inmersas en territorio suburbano, están entre montañas, túneles y viaductos. Lo que tienen es una simple cerca y están inseguras”, plantea el experto. Asegura que para este problema la solución radica en “volver a un programa de mantenimiento, porque todo sistema de transporte descansa su eficiencia sobre su programa de mantenimiento”.

Sansone reiteró la necesidad de que se priorice dentro de la organización del sistema el tema del mantenimiento y éste sea llevado “a un nivel técnico” en el que se puedan enfrentar los problemas de robos o deterioro con vigilancia y cumplimiento de protocolos establecidos.

La recaudación es otra de las cosas que impide mejorar el servicio de este sistema de transporte masivo, según refiere Sansone. Como “irrisorio” catalogó el ingeniero el monto de 4 Bs que paga un usuario al usar el sistema y apuntó que se trata de “una recaudación que no cubre los costos operativos y ni siquiera la nómina que es abultada y clientelar”.

Para mejorar, sugirió un aumento “realista” del costo del boleto que, a su juicio, debería ser de 50 o 70 Bs, así como el incremento en el uso de la publicidad comercial dentro de los espacios del ferrocarril, evitando “la propaganda de Gobierno que no genera ingresos al sistema”. El uso de una tarjeta unitaria para el sistema Metro de Caracas, Ezequiel Zamora y el Sitsa es otra de las propuestas del ingeniero, pues asegura que con ella se evitará el congestionamiento y se justificará un aumento proporcional.

Finalmente, Sansone describe la falta de organización técnica como el tercer flagelo a atacar y explica que el sistema de Valles del Tuy “está desprofesionalizado”, pues al inicio de las operaciones, personal con años de experiencia dentro del Metro de Caracas migró a esta plataforma, pero con los años se ha retirado y el personal actual “no ha sido capacitado correctamente en el ámbito técnico”.

Plantea la necesidad de una reestructuración gerencial que permita dar peso a las gerencias de organizaciones y de mantenimiento para que éstas puedan desarrollarse y garantizar un mejor servicio.

Usuarios están de acuerdo con un aumento en la tarifa del pasaje.

Con varias de estas propuestas coinciden usuarios como José González, de Cúa, para quien la situación en el Ferro se trata de “un problema de gerencia y de que los vecinos no denuncian las situaciones del ferrocarril”.

“Se debe dar una nueva gerencia que evalúe la situación, aumente la tarifa y pueda aplicar un plan dándole empleo a esos vendedores ambulantes y así crear una nueva visión del ferro”, son las propuestas de este recurrente usuario del medio de transporte.

De igual forma, para Andrés Urrieta, quien usa el sistema cinco días a la semana, el precio para viajar en el ferrocarril es muy barato. Considera que “a ese precio generan un mayor flujo de gente. Para que el ferro sea rentable debería costar, al menos, 200 Bs, lo que daría oportunidad para generar empleo y tener un mejor mantenimiento”.

Modernización del sistema de cobro

Desde la administración actual del sistema de transporte admiten que hay un abandono en el mantenimiento de todo el ferrocarril, pero aseguran que trabajan en nuevos planes para mejorar la situación.

“Viene una nueva venta masiva de tarjetas para evitar cola en las taquillas. Esa venta trataremos de que sea continua, va a haber tarjetas siempre sin restricciones, sin número de cédula ni horario”, planteó uno de los gerentes de operaciones del ferrocarril. En este sentido, explicó que se actualizará el software de todas las máquinas dentro de las estaciones para agilizar los procesos y planteó que se espera que en unos dos meses ya esté instaurado un nuevo mecanismo de cobro de pasaje que mejorará el servicio y los controles de ingreso.

En cuanto al tema de seguridad, afirmó que actualmente se lleva a cabo un operativo conjunto entre Guardia Nacional, Policía Nacional y la Policía Municipal para hacer presencia en las instalaciones y garantizar un servicio “efectivo y seguro”.

Destacó que 50 funcionarios de la PNB están apostados en varios puntos de las estaciones del ferrocarril para chequear los accesos al sistema. “Desde la gerencia general de operaciones hay iniciativas para mejorar, tales como la idea de separar vagones para el uso exclusivo de mujeres y niños, pero han dejado de aplicarse por falta de personal de seguridad en las estaciones que nos garantizaran la efectividad”, contó.

Los operadores del Ezequiel Zamora insisten en que cualquier plan para mejorar el sistema no surtirá efectos sin el apoyo de quienes hacen uso del mismo, cumpliendo las normas y respetando a sus compañeros de viaje.

¿Qué tan útil fue esta publicación?