Rifados y a escondidas los Clap repartieron perniles y juguetes en Los Teques

101

Foto referencial: Nayrobis Rodríguez

Los Teques.- Pasó la Navidad y aún en vísperas del Fin de Año las comunidades de los Altos Mirandinos se quedaron a la espera del pernil y los juguetes prometidos por las autoridades del Gobierno nacional, que serían entregados a través de los Comités Locales de Abastecimiento y producción (Clap).
El resultado al parecer no fue satisfactorio en muchos sectores, en especial en el municipio Guaicaipuro, donde tradicionalmente la votación ha sido favorable para el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).
Entre 20 y 40 unidades de pernil recibieron varios conjuntos residenciales por parte del Gobierno municipal de Guaicaipuro.
En dichos edificios tuvieron que rifarlos entre los vecinos, pues la orden fue que la mayoría fuera repartido entre las casas que recibieran beneficios del Clap en las comunidades populares.
Comunidades como Santa Eulalia y Palo Alto recibieron los perniles otorgados por los Clap, luego de cancelar 500 bolívares soberanos por la pieza del porcino importado desde Brasil.

Lea también Habitantes denuncian que consejos comunales sortean perniles en Santa Rita, Zulia

En los edificios la entrega fue a través de rifas. Ese fue el caso de edificios en el sector La Estrella, así como en el Casco central, Lagunetica y El Paso. También en el edificio Imola los vecinos decidieron compartir tres perniles entre todos y hacer una celebración navideña entre vecinos.
En residencias El Encanto ocurrió una situación irregular, según los vecinos. “La encargada del Clap en el edificio Roma entregó los perniles de noche y a escondidas a unos pocos vecinos, supuestamente en situación de vulnerabilidad y dejó al resto sin información oficial”, denunció Juan Hernández, habitante de la comunidad.
Julio Mendoza, otro vecino afectado, señaló que se le reclamó a la vocera y de “manera despótica y agresiva” les reafirmó que no entregaría la lista ni rendiría cuentas de cómo fue la entrega del producto.
Por su parte, Eduardo Gil, señaló que “el problema no fue que no les entregaran a todos, sino que la vocera del Clap lo hizo a escondidas y de noche, como solo trabaja el hampa”, destacó.
Una de las vecinas optó por reclamar el hecho alegando que tiene un niño con una discapacidad intelectual y está pensionado por el Gobierno. Aún cuando los perniles fueron entregados el jueves, no fue sino hasta el lunes que el Clap de la zona le hizo entrega del pernil.
También denunciaron que la vocera discrimina en la entrega a las personas con discapacidad.

Juguetes no se vieron en El Encanto ni en El Paso

Las comunidades populares de Guaicaipuro recibieron los juguetes para los niños, mientras que en El Encanto solo pretendieron entregarles a unos pocos. Los habitantes del edificio Caracas reclamaron la entrega en su totalidad para cada niño registrado en los censos, mientras que en el edificio Roma tampoco hubo entrega de juguetes. Ningún vecino supo quiénes recibieron ni cuándo fue la entrega.
Pidieron a la alcaldesa de Guaicaipuro, Wisely Álvarez, que tome cartas en el asunto, pues son muchas las irregularidades con los Clap en este sector guaicaipureño, así como en las zonas residenciales Tiuna, Miracielos, Miraflores, El Paso y Ramo Verde.
El equipo de El Pitazo contactó a la alcaldesa de Guaicaipuro y su equipo de prensa, pero no obtuvimos respuesta sobre la entrega de estos productos en el municipio.

Lea también Amazonenses protestan la entrega de perniles chucutos

¿Qué tan útil fue esta publicación?