Trabajadores exigen reabrir inmediatamente el Hospital Periférico de Coche

196

Ana Rosario Contreras, presidente del Colegio de Enfermeras de Caracas, aseguró que a los trabajadores no se les dejará de pagar su sueldo y demás beneficios | Foto: Armando Altuve

Caracas.- Dos meses y quince días. Ese el tiempo en que el Hospital Leopoldo Manrique Terrero, conocido como Periférico de Coche, ha permanecido cerrado, luego de que una falla eléctrica afectara sus instalaciones. Por ello, un grupo de trabajadores exigió este miércoles la reabrir de manera inmediata el centro asistencial.
Desde el 8 de noviembre, fecha en que una explosión afectó uno de los transformadores del hospital, los trabajadores no han recibido información sobre el avance de las reparaciones para restablecer el servicio, ni de la dirección de centro de salud ni del personal de la Corporación Nacional Eléctrica (Corpoelec).
La única información que manejan es que los recursos para solventar la falla ya fueron aprobados, pero hasta ahora no han observado avances en la recuperación de los espacios del Periférico de Coche.
Los empleados, que se han divido en grupos para asistir al hospital y no dejarlo solo, se reunieron con la presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, quien aseguró al personal de enfermería que la ausencia no afectará sus ingresos, pues se les seguirán depositando los bonos nocturnos y otros beneficios laborales.
“Ustedes no son responsables de lo que ocurrió en el hospital; que no haya pacientes no es responsabilidad de ustedes ni de ningún otro trabajador”, aseguró Contreras a los empleados que estaban en la entrada del hospital.
Contreras hizo un llamado al ministro de Salud, Carlos Alvarado, a que atienda la exigencia de los trabajadores del Periférico de Coche, debido a que este hospital funge como centro de salud estratégico del Área Metropolitana de Caracas y algunas zonas del estado Miranda, además de ser el principal centro toxicológico de la ciudad, atendiendo a pacientes que acuden por emponzoñamiento de escorpiones y mordeduras de serpientes.

Lee también: Vicepresidenta designó a Earle Siso como director del Hospital Universitario de Caracas

Cerca de 740 trabajadores del Periférico de Coche no se han reincorporado en sus puestos de trabajos tras la avería que derivó en el cierre de sus instalaciones. Se estima que entre 800 y 1.200 pacientes diarios dejaron de ser atendidos, tanto por consulta como cirugía. Los pacientes que llegan con alguna emergencia son referidos a centros de salud cercanos, como el hospital Miguel Pérez Carreño, de La Yaguara.
Al momento de producirse la falla, en el recinto asistencial había 34 pacientes hospitalizados que debieron ser desalojados luego de que la explosión del transformador produjera una humareda que se propagó por diferentes áreas de atención.
Los trabajadores recordaron que el director de Salud del Distrito Capital, Earle Siso, se comprometió a solventar las fallas en menos de dos meses, por lo que exigen que los recursos aprobados para las reparaciones del hospital sean ejecutados lo más pronto posible.
Además de las fallas en el mantenimiento de los sistemas eléctricos, el Periférico de Coche tiene otros problemas que limitan la atención: un déficit de médicos que ha dejado inoperativas algunas camas del hospital y servicios cerrados; problemas de filtraciones y fallas en aires acondicionados; dos de los cuatro quirófanos están inoperativos y, por último, el tomógrafo que fue traído al centro de salud hace más de diez años aún no ha sido instalado.
El personal del hospital de Coche se mantendrá en protesta activa hasta que las autoridades informen sobre la apertura del centro de salud y aseguraron que protestarán, conjuntamente con la comunidad, para que sus peticiones sean oídas y atendidas.

Lee también: Se daña otra máquina de diálisis en hospital de Maturín

¿Qué tan útil fue esta publicación?