PERFIL | Ricardo Anaya: un candidato novato intenta derrotar a López Obrador en México

37
Foto: Univisión
Foto: Univisión

Ricardo Anaya es un político joven, taimado, tranquilo y, a ratos, frío, automático. Así describen los politólogos Denise Dresser y Jesús Silva-Herzog Márquez al joven dirigente abanderado por las organizaciones Partido de Acción Nacional (PAN), Partido de Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) que el 1 de julio se enfrentará al favorito Andrés Manuel López Obrador, el izquierdista que lidera las encuestas para las presidenciales en México con más de 45 % de apoyo popular.

Anaya, quien solo ha sido candidato en dos oportunidades -esta es la segunda-, recibe menos de 30 % de apoyo en los sondeos mexicanos, pero aun así es el que más se acerca a competir con López Obrador. La primera vez que el joven dirigente se postuló para un cargo fue en el año 2000, como abanderado por el PAN para ser diputado en su estado natal de Querétaro. Perdió y solo recibió 25 % de los votos.

El joven dirigente es descrito incluso como un «armazón frío, un corazón apagado, cargando con un manual de instrucciones para llegar la Presidencia. El hombre máquina. Anaya aprieta un botón y se enciende a sí mismo. Se levanta, anda, camina. Da discursos y encabeza eventos. Nunca fue vital, siempre fue mimético», por la politóloga Denise Dresser en un artículo en Univisión.

Lea también PERFIL | López Obrador: el candidato que promete acabar con los males de México por tercera vez

Tres años después de sus primera elecciones infructuosas, en el 2003, Anaya pasó a ser secretario particular del entonces gobernador de Querétaro, Francisco Garrido Patrón. Seis años más tarde, en 2009, fue electo diputado pero bajo la modalidad de voto plurinominal -lo que en Venezuela es conocido como «voto lista»-, por lo que no tuvo que hacer campaña. Luego de eso, por un breve período de 18 meses fue subsecretario de Turismo durante el gobierno del presidente Felipe Calderón -quien también se enfrentó a López Obrador en las urnas-, pero finalmente, años después, terminaría enfrentado con el mandatario.

En el 2012, Anaya se hizo con un puesto en la Cámara de Diputados gracias al apoyo de Calderón; en 2014 llegó a la Secretaría General del PAN (uno de los partidos más importantes en México), cobijado por el líder de esa organización, Gustavo Madero, y al poco tiempo llegó a ser presidente interino de esa tolda política.

Desde allí su camino lo ha llevado a enfrentarse con otros dirigentes, como la política Margarita Zavala, quien en 2017 llegó a acusarlo en Twitter de bloquear su precandidatura interna del partido. Zavala, finalmente, renunciaría al PAN después de 25 años de militancia, y se presentaría como candidata independiente a la contienda. Sin embargo, no recabó suficiente apoyo y al cabo abandonó la carrera.

De acuerdo con Univisión, esa elección interna del partido, en la que no tuvo oposición, fue la única contienda que Anaya ganó. Durante la campaña, Anaya no ha ascendido tanto como sí hizo en su carrera; en cambio, ha debido enfrentar acusaciones de corrupción y de haber obtenido 54 millones de pesos mexicanos, transferidos en una operación a una empresa fantasma.

En su defensa, Anaya ha asegurado que la Procuradoría General de la República sigue una línea del partido gobernante, el PRI, para beneficiar al candidato de esa tolda, José Antonio Meade Kuribreña. La Procuradoría ha respondido que ha invitado al político del PAN a declarar sobre el caso, pero que este se ha negado.

¿Qué tan útil fue esta publicación?