Leonardo Díaz Paruta fue detenido por el organismo internacional el 29 de diciembre, en Tunja, ciudad colombiana, por su relación con la legitimación de capitales vinculada a Diego Salazar en Andorra. En Venezuela, Paruta dirigió PoliChacao

.

Migración Colombia alertó a la Seccional de Investigación Criminal de Tunja y la Policía Metropolitana de la ciudad colombiana, ubicada a 130 kilómetros de Bogotá, actuó. Así fue detenido, el 29 de diciembre, Leonardo Díaz Paruta, expolicía venezolano acusado por delitos de corrupción, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

El hombre, de 60 años, era buscado por Interpol por su vinculación con el lavado de dinero en Andorra protagonizado por Diego Salazar, primo del expresidente de Pdvsa y exministro de Petróleo Rafael Ramírez. De acuerdo con la justicia de Andorra, Salazar desfalcó a la estatal venezolana Pdvsa por más de 2 mil millones de euros, y recibió por comisiones y sobornos al menos 200 millones de dólares, para él y sus colaboradores, entre ellos Díaz Paruta, cuyo nombre aparece una vez en el documento que maneja el juzgado andorrano.

Pero, ¿quién era el hombre apresado? ¿Cómo y por qué conocía al primo de Rafael Ramírez? ¿Qué vínculo tenía con este?

Díaz Paruta ha sido señalado como director de seguridad de Salazar, oficio que coincide con su trayectoria policial. Leonardo Díaz Paruta fue jefe de la División Contra Homicidios de la Policía Técnica Judicial (PTJ, ahora CICPC) en la década de los 90, donde estuvo a cargo de la investigación de casos emblemáticos, como el delito cometido por Cibell Naime, la joven libanesa que asesinó a dos vendedores de mascotas. En este cargo, participó también en la identificación del delincuente Hernán López Ortuño, alias “Hernancito”, en un secuestro ocurrido en Terrazas del Ávila, transmitido por radio y televisión. Un año antes, Hernán López había asesinado al beisbolista venezolano Gustavo Polidor, homicidio investigado también por el comisario.

En 1997, fue nombrado jefe de la División de Vehículos, hecho que fue cuestionado por José Vicente Rangel en el diario El Mundo: “es extraño que un jefe policial, como Díaz Paruta, que venía de fracasar en el desempeño de la jefatura de la División Contra Homicidios de la PTJ, lo nombraran para la División de Vehículos”, señaló. La declaración le valió al director del diario, Luis Oscar Pont, una demanda por parte del comisario, quien alegó haber sido difamado. Por el hecho, se dictó un auto de detención contra Pont, que luego fue anulado, de acuerdo con registros de violaciones de la libertad de expresión del Centro Gumilla.

Un año antes, aún como jefe de la División de Homicidios, había sido señalado en el Informe Anual 1995-1996 del Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea) como partícipe en la tortura de dos activistas comunitarios de la parroquia 23 de Enero.

Posteriormente, fungió como director de PoliChacao durante la gestión de Leopoldo López, según consta en una interpelación hecha al ex alcalde, tras los hechos ocurridos el 11 de abril de 2002. El funcionario ha sido vinculado también, por Tarek William Saab, al cuerpo policial del municipio Baruta.

Según su registro electoral, el ex policía municipal vivía en la parroquia El Recreo. Sin embargo, la base de datos del Proyecto de Denuncia de la Corrupción y el Crimen Organizado (OCCRP por sus siglas en inglés) señala a Díaz Paruta como propietario de dos residencias en Estados Unidos, ambas en Fort Lauderdale, Florida. Una de las casas se ubica en Weston, en el condado de Broward, al sur de Florida. La ciudad fue reconocida por Time, en 2016, como la octava ciudad con mejor calidad de vida de Estados Unidos. La otra residencia está en el mismo condado, pero en Miramar, a apenas 25 minutos de la primera propiedad.

¿Poseía el policía ingresos monetarios legales para la compra de estas casas? De acuerdo con la base de datos del Seguro Social, Leonardo Díaz Paruta trabajó hasta septiembre de 2017 en la empresa Inverdt Asesores de Negocios CA, donde acumuló un salario de 5,22 bolívares (no se especifica si son fuertes o soberanos), según su cuenta individual. Esta compañía lo conecta, nuevamente, con Diego Salazar. Inverdt Asesores de Negocios CA, con sede en Caracas, fue registrada como marca comercial ante el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual por Luis Mariano Rodríguez Cabello, acusado de ser testaferro de Salazar en Andorra, y señalado por el diputado de la Asamblea Nacional Julio Montoya como familiar directo de Diosdado Cabello.

No hay más datos disponibles en Venezuela sobre esta empresa. Pero, la base de datos de Open Corporates arroja una coincidencia en el nombre con una compañía holandesa, aparentemente no vinculada a la entidad venezolana.

Tras su detención, Leonardo Díaz Paruta fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la Colombia. El coronel Javier Pineda Sáenz, subcomandante de la policía local, confirmó al medio colombiano Caracol que el caso del ex funcionario es manejado por la oficina de asuntos internacionales, con fines de extradición.

El Pitazo se dirigió a la sede de PoliChacao para intentar recabar más información sobre la detención del ex funcionario y sobre el origen de la alerta de Interpol. El personal del ente informó que, desde el 23 de octubre de 2018, el organismo policial se encuentra intervenido, y que cualquier solicitud de información o entrevistas deben ser aprobadas previamente por el Ministerio de Interior y Justicia. El mismo funcionario confirmó a El Pitazo que Díaz Paruta fue director del cuerpo de policías durante la primera gestión de Leopoldo López, pero aseguró que nadie en el organismo sabía que el ex policía estaba siendo investigado; desconocen, también, qué país solicitó la detención.