Dos casos de difteria se mantienen aislados en el Hospital de Mérida

75
La jefe (e) de epidemiología del Hula asegura que no hay como atender a los pacientes con difteria | Enmanuel Rivas
La jefe (e) de epidemiología del Hula asegura que no hay como atender a los pacientes con difteria | Enmanuel Rivas

Mérida- Dos pacientes diagnosticados con difteria se encuentran recluidos y aislados en las instalaciones del Hospital Universitario de Los Andes (Hula), según información ofrecida por la doctora Marlene de Salcedo, encargada del departamento de Epidemiología del centro de salud merideño.

Lea también: Confirman dos casos más de difteria en Trujillo

Salcedo señaló que debido a esta enfermedad infectocontagiosa, “la semana pasada murió un niño y actualmente hay dos familiares de la víctima que se encuentran aislados y bajo estricto control médico, aun cuando los medios para ofrecerles atención adecuada son muy limitados”. Dijo que estas personas provienen de la zona del sur del lago de Maracaibo.

Aunque la epidemióloga señaló que los pacientes diagnosticados con difteria se encuentran aislados y no representan un riesgo para otros pacientes recluidos en el Hula, la preocupación del equipo de epidemiología del centro hospitalario radica en que no cuentan con los medicamentos que permitan controlar la enfermedad; en este caso, penicilina cristalina.

“La institución debería garantizar el tratamiento para estas enfermedades; sin embargo, son los familiares de los pacientes quienes deben recorrer las farmacias para ver dónde consiguen el tratamiento que requieren para salvar la vida de sus allegados”, dijo Salcedo.

No hay suficientes vacunas en el Hula

El pasado domingo 6 de agosto se inició el Plan Nacional de Vacunación 2017. El gobernador Alexis Ramírez informó que 76.000 vacunas serán distribuidas a lo largo del estado para inmunizar a la misma cantidad de menores; sin embargo, Marlene de Salcedo señaló que al menos en el principal centro de salud del estado Mérida hay un déficit importante de vacunas como pentavalente, rotavirus, neumococo, suero antiofídico y, en el caso de la vacuna contra la fiebre amarilla, hay muy pocas dosis.

“A pesar de que las autoridades dicen que hay muchísimas vacunas, eso es falso. No tenemos vacunas y cuando acudimos a las autoridades, la respuesta es ‘no hay», dijo la especialista. Agregó que los únicos pacientes que tienen garantizadas sus vacunas son los recién nacidos que reciben al nacer su primera dosis de BCG y antihepatitis B.

¿Qué tan útil fue esta publicación?