Merideños denuncian robos en las colas de las estaciones de servicio

14

Los usuarios exhortan a las organismos de seguridad a hacer rondas preventivas para resguardar a quienes están en las colas | Foto: Violeta Santiago

Mérida.- Usuarios de diferentes estaciones de servicio de la ciudad indicaron que han sido víctimas de la delincuencia mientras hacen la cola para recargar los tanques de sus vehículos.
Omar Briceño, usuario merideño, narró que después de haber estado más de una hora y media en la estación de servicio Bella Vista, ubicada en la entrada norte de la ciudad, un motorizado intentó robarle el celular. «Fue mi imprudencia por estar hablando por el celular con el vidrio abajo. El motorizado intentó quitarme el teléfono y yo lo golpeé con la puerta», dijo Briceño. Este optó por retirarse del lugar y finalmente buscó una estación de servicio por la avenida Los Próceres, donde la cola estaba más corta y corriendo más rápido.

Lee también: En San Cristóbal pasan hasta dos días de cola por gasolina

Otros usuarios narraron que han visto cómo han robado en las colas y exhortaron a los organismos de seguridad a realizar rondas preventivas para velar por la seguridad de quienes esperan en las estaciones de servicio.

Lee también: En Guárico conductores tardan hasta dos horas en la primera cola de 2019 para echar gasolina

«Las gandolas llegan todos los días»
Otros problemas relacionados con la escasez de la gasolina son las largas colas para abastecer de gasolina y las estaciones de servicio cerradas, todo lo cual pudo constatar El Pitazo en un recorrido por algunas bombas del municipio Libertador de Mérida este miércoles, 16 de enero.
Según información suministrada para El Pitazo por un trabajador de una bomba ubicada en la avenida Los Próceres, el cual no quiso ser identificado, las gandolas llegan todos los días, pero no tienen una hora fija. «No entiendo la razón de las colas porque en todas las bombas hay gasolina, al menos hoy», enfatizó. Explicó que las colas se forman porque la gente vive angustiada.
Sin embargo, al menos seis estaciones de servicio estaban cerradas, lo cual contradijo lo dicho por el trabajador, quien aseguró que este 16 de enero todas las estaciones de servicio tenían combustible.
«Yo trato de recargar gasolina cuando me marca menos de la mitad del tanque porque para mí ya es señal de alerta. Ahora gastamos tiempo valioso en estas colas, y esto también nos limita a usar el carro solo cuando es necesario», señaló Alberto Marquina, uno de los usuarios.