OPINIÓN | El sempiterno aumento de salario: consecuencias e implicaciones

13
La hiperinflación ha descapitalidado a los pequeños comerciantes provocando cierre masivo de locales comerciales. | FOTO: Hirsaid Gómez.

La hiperinflación ha descapitalizado a los pequeños comerciantes, provocando cierre masivo de locales comerciales. | Foto: Hirsaid Gómez.

ECONOMÍA El aumento de salario mínimo es una política que tiene muchos años siendo aplicada y que jamás ha cumplido con su finalidad: aumentar el poder de compra de las personas. Si esta política fuese realmente efectiva, ¿por qué emitir un decreto a cada rato para aumentar el salario? ¿Nos creemos el cuento de la guerra económica?
Esta medida no ha hecho rico a nadie, pero sí ha contribuido a que muchos sean cada vez más pobres. El mejor hiper-ejemplo lo puede dar el Gobierno de Maduro, que acabó con el ingreso real de las personas, quienes han tenido que reestructurar su consumo, renunciando cada vez más a bienes y a servicios que en otros tiempos formaban parte de la cotidianidad.
El salario es el resultado de dos elementos conexos: la productividad y el mercado laboral. Se gana más a medida que se es más productivo, y se gana más a medida que tu trabajo sea más valorado.
Para que tu trabajo sea valorado económicamente, tienen que ocurrir varias cosas en el mercado laboral: primero, volverte atractivo mediante capacitación, destrezas y experiencia, pero además, y ES MUY IMPORTANTE, debe existir quien quiera contratar tus servicios, quien quiera invertir en el país, debe existir competencia. En términos correctos, la demanda de empleo debe ser alta.

Si en un país no hay demanda de empleo, es decir, si en ese país ocurre la situación en la cual no hay empleo para nadie, entonces los tres pelagatos que quedan ofreciendo oportunidades de empleo querrán pagar una total miseria. En cambio, cuando existe un sistema libre y competitivo, la economía es más eficiente y por lo tanto se abaratan costos, las empresas procuran tener al mejor personal, la economía es productiva y eso permite además mayor emprendimiento. Hay más y mejores oportunidades.

Cuando un Nicolás Maduro decide aumentar el salario, se está saltando todo lo que hemos mencionado anteriormente: demanda de empleo, trabajadores atractivos y eficientes, sistema libre y sin trabas, etc. Es por esta razón que esa política tiende a generar un salto en los precios, pues como es obligatoria y no se ha aumentado la productividad (no se han reducido costos, al contrario), la única forma de cumplir con el caprichoso mandato es mediante un aumento en los precios de bienes y servicios, lo que distorsiona la economía, creando un círculo vicioso entre precios e incrementos salariales.
Esta política, ya de por sí nefasta, es todavía peor en un contexto hiperinflacionario. Están comprobados hasta el cansancio los motivos de una hiperinflación, y son tan evidentes que la solución al problema inflacionario es una receta bastante efectiva. Hiperinflación es la consecuencia de crear dinero e inyectarlo en la economía mediante gasto público, es decir, el origen del problema es gubernamental, por lo tanto, la solución también es gubernamental.
El mayor cinismo que usted puede presenciar consiste en escuchar  al mismo sujeto que genera inflación diciendo que te ayudará mediante el aumento del salario mínimo, que de paso, con una economía destruida, genera más inflación.
 

Oscar J. Torrealba
Economista UCV
Twitter: @DineroFiat
IG: srtorrealba