En el municipio Miranda del Zulia sufren un serio deterioro en la calidad de vida

86
Vecinos aseguran que carecen de atención médica primaria | Foto: Cortesía
Vecinos aseguran que carecen de atención médica primaria | Foto: Cortesía
Vecinos aseguran que carecen de atención médica primaria | Foto: Cortesía

Vecinos del sector Quiroz, en la parroquia San Antonio del Municipio Miranda, estado Zulia, se encuentran actualmente sufriendo una importante disminución de su calidad de vida, por el deterioro de sus necesidades básicas.

Angela Vélez, vecina del sector, denunció mediante una nota de prensa de la Unidad Cabimas que en la mencionada localidad padecen un rosario de calamidades.

Vélez aseguró que carecen de atención médica primaria, citó que tiempo atrás tenían un centro, que llamaban Casa de la Salud, que funcionó muy bien durante la gestión del exgobernador Pablo Pérez.

Cuando la gestión de Pérez cesó, los habitantes de Quiroz, a través de la co-gestión con algunos ganaderos de la localidad, lograron la aprobación de un proyecto de construcción de las bases de lo que hoy conocen como El Tablacito.

El Gobernador Arias Cárdenas asumió la culminación del mismo; sin embargo no se ha inaugurado, por lo que la alternativa más cercana para acceder a la atención médica, están en el Consejo de Ciruma y el Hospital de Cabimas, ambos con deficiencia de insumos.

Con respecto a la educación, Vélez indicó que tienen dos escuelas cercanas, no obstante el problema se presenta cuando los estudiantes ingresan a la secundaria ya que tienen que trasladarse hasta El Consejo de Ciruma, Cabimas u otras poblaciones.

Pero solo cuentan con un autobús pequeño que no cubre la demanda y, que por lo general, está fuera de servicio por la falta de repuestos.

Por esta razón les toca pagar mototaxis, cuyo costo diario, ida y vuelta, no lo soporta el bolsillo. En muchos de los casos se tienen que trasladar caminando, recorriendo un trayecto cuya duración es de cuatro a cinco horas.

Lo anterior es consecuencia del mal estado de las vías que impide la afluencia de transporte. Aparte de los constantes apagones, la señora Vélez afirmó que carecen del suministro de agua para consumo humano, ya que el líquido que emana del pozo de la localidad no es potable, razón por la que tienen que pagar más de 100 bolívares por pipa a los camiones cisternas.

¿Qué tan útil fue esta publicación?