Ministerio de Salud suspendió programa de trasplante renal

221
Pacientes Renales
Dos muertes en Maracaibo por falta de insumos para diálisis | Foto: Cortesía El Impulso
Foto: Cortesía El Impulso

Caracas.-  Una carta enviada el pasado 26 de mayo a la doctora Belén Arteaga, jefa del Centro de Trasplante y del Servicio de Nefrología del Hospital J.M de los Ríos, confirmó la tragedia que desde hace unos meses viven los pacientes con enfermedad renal, en sus distintas expresiones, y terapias sustitutivas, como hemodiálisis, diálisis peritoneal y trasplante renal.

En la misiva se informa de la decisión del Consejo Directivo de Fundavene, organización adscrita al Ministerio de la Salud, de suspender “temporalmente todos los procesos asociados a la procura y trasplante renal a partir de donante cadáver a nivel nacional”.

“Los motivos de la aplicabilidad de estas medidas por todos conocidos han sido expuestos ante el Despacho del Mpps en la anterior y en la presente gestión. En el entendido de que, a pesar de las implicaciones médicas que esta medida pueda acarrear, resulta la estrategia más responsable a tomar ante la actual situación que atraviesa la salud pública tanto a nivel de infraestructura, RRHH así como suministro oportuno de medicamentos inmunosupresores para la inducción en el trasplante de órganos”, es la justificación que se desprende de la carta en la que se hace oficial la suspensión de estos procedimientos hasta nuevo aviso.

Aunque Fundavene estima hacer una reevaluación de esta medida en el mes de septiembre y asegura en la comunicación que ya le han solicitado una audiencia al ministro de Salud, Luis López, pidieron que, por lo pronto, los pacientes no envíen más las muestras de sangre para estudios de histocompatiblididad en la lista de espera de donantes cadavéricos.

La Sociedad Venezolana de Nefrología manifestó su preocupación por la medida mediante un comunicado a la opinión pública en el que exhortan al Ejecutivo a cumplir con el artículo 83 de la Constitución, que consagra el Derecho a la Salud y a “recuperar y mantener los programas de salud renal, diálisis y trasplante, que garanticen la vida a los enfermos por patología renal”.

Como una condena para los pacientes en lista de espera por un órgano para trasplante tildan los nefrólogos la medida tomada por Fundavene. Además, con mayor preocupación alertan del peligro en el que se encuentran pacientes ya trasplantados por la falta de medicamentos inmunosupresores que sirven para evitar el rechazo de los órganos trasplantados, y cuya falta genera la pérdida del órgano trasplantado o un alto riesgo de muerte.

“Hemos documentado en estos últimos tres meses, la profunda carencia de recursos para atender pacientes en las unidades de diálisis, la absoluta inexistencia de materiales para los programas de diálisis peritoneal, que imperiosamente han evolucionado al cierre definitivo de ingresos de pacientes a esta modalidad y, más grave aún, hemos recibido la decisión de los entes responsables de cerrar los programas de procura de órganos a nivel nacional y, por lo tanto, los programas nacionales de trasplante de cadáver, condenando a los pacientes en lista de espera por un órgano para trasplante”, documenta la Sociedad de Nefrología.

Asimismo, los galenos refieren otras complicaciones asociadas a las carencias y dificultades del sistema de salud en Venezuela. Afirman que los pacientes en diálisis (peritoneal y hemodiálisis) y los pacientes trasplantados actualmente resienten los embates de esta crisis “con un aumento en las tasas de morbimortalidad por procesos infecciosos y cardiovasculares”.

Explican que la falta de controles adecuados de glicemia y tensión arterial en los pacientes con nefropatía diabética e hipertensivas generará que éstos terminen en terapias sustitutivas con todas las complicaciones por falta de máquinas, contaminación y complicaciones que ello implica.

“Los pacientes en diálisis con mayor tasa de hospitalizaciones por procesos infecciosos y endocarditis bacterianas merman considerablemente su calidad de vida, lo que ha desencadenado en la muerte tanto de niños y adultos”, advierten.

¿Qué tan útil fue esta publicación?