Países de la región no han rechazado públicamente la postura del Grupo de Lima sobre el Esequibo

107
"Colombia y el Grupo de Lima acompañan a nuestros hermanos venezolanos para salir de la opresión de la dictadura", manifestó el presidente de Colombia, Iván Duque, en su cuenta de Twitter

Foto: EFE

Caracas.- El canciller venezolano Jorge Arreaza publicó una serie de tuits con la que intenta evidenciar un deslinde de cinco países de la región con la Declaración del Grupo de Lima, en la que se desconoce la legitimidad de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. El foco del rechazo, de acuerdo con Arreaza, es el punto 9 del documento, que toca la controversia que mantiene el país con Guyana sobre el Esequibo, zona en reclamación que Maduro juró proteger a cualquier costo.
El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela indicó que la Cancillería había recibido «notas diplomáticas» de Chile, Argentina, Costa Rica, Guatemala y Panamá sobre la rectificación del noveno apartado. Pese a que celebró por Twitter las posturas de las naciones, ninguna se ha pronunciado públicamente en rechazo a lo establecido en el documento emitido el 4 de enero.
Solo la cancillería argentina hizo pública una notificación este 11 de enero, en la que asevera la posición del país suramericano que, como reza el comunicado, «es y ha sido la de favorecer el diálogo y la resolución pacífica de conformidad con el derecho internacional». El Gobierno argentino destacó la «importancia del respeto de integridad territorial», así como instó a buscar una solución pacífica al territorio en disputa. No hubo rechazo a ningún apartado del documento que se emitió hace días en rechazo al mandato de Nicolás Maduro para un segundo periodo presidencial.

Lee también: La UE se suma al Grupo de Lima en el repudio a la investidura de Maduro

El Grupo de Lima refirió en el documento firmado por 14 países del continente una «profunda preocupación por la interceptación realizada el día 22 de diciembre de 2018 de una nave de investigación sísmica, por parte de la marina venezolana dentro de la zona económica exclusiva de la República Cooperativa de Guyana» en el punto 9. Además, condenó «cualquier provocación o despliegue militar que amenace la paz y la seguridad en la región» y pidió el cese de violaciones de los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas de Venezuela.
Los vecinos suramericanos se han disputado la frontera desde el siglo XIX. Venezuela reclamaba cerca de dos tercios de lo que Guyana considera como suyo, al oeste del río Esequibo. En 1899, un panel de arbitraje internacional le cedió al imperio británico el territorio en disputa, medida que Venezuela desconoce hasta la fecha, incluso después de que Guyana se convirtiera en una nación independiente en 1966.
 


 


 


 
 

¿Qué tan útil fue esta publicación?