Resolución de la OEA mostró costuras en el apoyo regional a Maduro

99

Foto: Cortesía

Caracas.- La sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) de este 10 de enero develó los apoyos con los que cuenta Nicolás Maduro en la región de cara al periodo presidencial 2019-2025. Con 19 votos a favor, 6 en contra, 8 abstenciones y una ausencia, la OEA acordó «no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019», así como adoptar las medidas «diplomáticas, políticas, económicas y financieras» que los países firmantes «consideren apropiadas para contribuir a la pronta restauración del orden democrático en Venezuela», tal como reza el documento.
Nicaragua, Bolivia, San Vicente, Las Granadinas, Surinam y Dominica se unieron al voto de Venezuela en contra de la resolución de la OEA. Esos cinco países tenían representaciones diplomáticas en Caracas este jueves para la toma de posesión de Maduro ante el TSJ. Estuvieron presentes los presidentes nicaragüense y boliviano, Daniel Ortega y Evo Morales —respectivamente—, el Primer Ministro sanvicentino Ralph Gonsalves, el vicepresidente surinamés  Michael Ashwin Adhin y una delegación de Dominica.
La contradicción surge al comparar al resto de los enviados internacionales del continente con la votación hecha en Washington, sede de la OEA, este jueves. De los ocho países que se abstuvieron de fijar posición, siete contaban con representaciones diplomáticas en Venezuela. Antigua y Barbuda tenía a su canciller Everly Paul Chet Greene; Belice a su ministro de Economía, Desarrollo, Petróleo, Comercio e Inversión, Erwin Contreras; San Cristóbal y Nieves a su Primer Ministro Timothy Harris; Uruguay a su encargado de negocios Jose Luis Remedi, al igual que México tenía a Juan Manuel Nungaray, después de que su recién electo presidente Andrés Manuel López Obrador negara su aparición en el acto. El Salvador estuvo representado por su Presidente, Salvador Sánchez Cerén, quien incluso se tomó una fotografía con Maduro, Morales y el mandatario cubano Miguel Díaz Canel, todos con caras sonrientes y en señal de apoyo. Trinidad y Tobago envió una delegación de segundo grado.

Lee también: La OEA acuerda “no reconocer legitimidad” de Nicolás Maduro 

Ninguno de esos países apoyó a Maduro en la OEA. Barbados, isla del Caribe que también se abstuvo junto a los siete países previos, no mandó delegados a suelo venezolano. Granada se ausentó en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente, aunque tuvo una representación en la juramentación de Maduro.
Los apoyos que Maduro mantenía en el Caribe y que habían respaldado la posición de Venezuela en votaciones previas se redujeron formalmente tras la decisión de desconocer su segundo mandato. En su mayoría, correspondían a los integrantes de la Unión de Petróleo del Caribe (Petrocaribe), iniciativa del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez en 2005 junto a países caribeños, con la que comprarían petróleo criollo en condiciones de pago preferencial. Este jueves, solo Cuba, San Vicente y Las Granadinas y Surinam votaron en contra de la resolución que desconoce sus funciones como gobernante. San Cristóbal y Nieves, El Salvador, Belice y Antigua y Barbuda se abstuvieron. El resto -Guatemala, Guayana, Honduras, Santa Lucía, Bahamas, Jamaica y República Dominicana-, votó a favor de la resolución que impulsaron países del Grupo de Lima.
De los 35 países que conforman el continente americano, 13 asistieron al TSJ donde Maduro se juramentó tras una victoria electoral avalada por el Poder Electoral, pero cuestionada por los países democráticos de la comunidad internacional y no reconocida por la Asamblea Nacional (AN) ni una parte mayoritaria de la oposición venezolana. Solo cuatro presidentes (Cuba, Nicaragua, Bolivia, El Salvador) y dos primeros ministros (San Cristóbal y Nieves y San Vicente y Las Granadinas) presenciaron una toma de posesión que debía suceder en el Parlamento. El presidente del TSJ, Maikel Moreno reiteró que la AN, de mayoría opositora, se mantiene «en desacato». Dos naciones no reconocidas por las Naciones Unidas, Osetia del Sur y Abjasia, también enviaron a sus gobernantes, Anatoli Bibílov y Raul Khajimba, respectivamente.

¿Qué tan útil fue esta publicación?