AUDIO l Adolescentes usan armas largas para robar celulares en buses de Maturín

107
 Los fiscales se encargan de detallar el tipo de personas que aborda la unidad para alertar a la policía en caso de que se sospeche que suba un delincuente | Foto: Jesymar Añez

Conductores y fiscales de rutas que van hacia la zona oeste denuncian que no son suficientes los esfuerzos para disminuir los atracos, que llegan a más de 35 semanales según cálculos de los transportistas

 Los fiscales se encargan de detallar el tipo de personas que aborda la unidad para alertar a la policía en caso de que se sospeche que suba un delincuente | Foto: Jesymar Añez
Los fiscales se encargan de detallar el tipo de personas que aborda la unidad para alertar a la policía en caso de que se sospeche que suba un delincuente | Foto: Jesymar Añez

Por: Jesymar Añez Nava | El Pitazo-Monagas

Maturín.- La detención de dos sujetos por el intento de robo en un autobús en la avenida Bella Vista de la capital de Monagas no causó sorpresa entre los conductores, porque miran con dudas la actuación policial ante la creciente ola de criminalidad en la zona oeste, que tiene como protagonistas a adolescentes portando armas largas para robar teléfonos celulares.

Los transportistas estiman que los atracos en la avenida Bella Vista pasan de 35 a la semana y en al menos 28 están involucrados jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y 17 años de edad, una cifra recopilada por los mismos conductores.

Lee también: Tres linchados tras robo en un autobús en Tocuyito

Las estadísticas de los choferes dan cuenta de que a diario ocurren cinco robos a mano armada, dos más de lo que ocurrían en esta misma fecha del 2015. “Es que ahora los delincuentes se suben a los autobuses con bolsas para que las personas echen sus celulares cuando antes solo buscaban las carteras”, explicó Rainer Ruiz, fiscal de ruta.

Los asaltantes, agrega, saben que la gente ya no usa efectivo y por ello, van directo al celular porque supone un valor más elevado de lo que puede llevar un pasajero en efectivo. “Ahora hasta el teléfono celular más pequeño cuesta 50.000 bolívares y el malandro lo prefiere porque obtiene más dinero al venderlo”.

Ruiz considera que la detención de Yeferson José Rodríguez (25) y Yeferson Alexander Lara Wilson (24), quienes portaban un chopo, no es representativa porque aún quedan más de 30 sujetos por detener, quienes serían los responsables de los atracos que se perpetran en el tramo comprendido entre la pasarela adyacente a la Policía del estado Monagas y Las Cayenas.

“Dos delincuentes no es nada, porque aún quedan más. Los más peligrosos son los adolescentes, porque esos se montan en las unidades con nervios y son a quienes se les puede escapar un tiro si la gente se desespera y comienza a gritar”, agregó Juan López, chofer de la ruta 26, una de las líneas que es blanco del hampa todos los días.

El despliegue de seguridad por las festividades navideñas fue cuestionado por los transportistas, porque aseguran que los puntos de control que se instalan solo duran 30 minutos y no son constantes. Lo que ocurre es que los delincuentes saben que está la policía, se ocultan por dos días y salen de nuevo, cuando saben que ya no hay riesgos de detención.

“Contra eso no se puede luchar”, comenta. Por su parte, David Hidalgo, directivo de esta ruta que a diario moviliza a unas 10.000 personas en 68 de 98 unidades porque tienen 30 accidentadas.

La seguridad corre por cuenta de los choferes, quienes se han visto en la obligación de bajar las horas de servicio por temor a perder la vida. Antes, cumplían guardias hasta las 10:00 de la noche, pero en vista de la criminalidad, que advierten aumentará a partir del 15 de diciembre, tuvieron que desistir de la idea.

A partir de las 4:00 de la tarde son pocos los que usan la avenida Bolívar, porque la mayoría usa la autopista Cruz Peraza. Transitar por el casco central supone un riesgo porque los delincuentes pueden abordar las unidades en cualquier esquina.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?