Ausentismo y agresiones se registraron en centros electorales del Sur del Lago

26

El ausentismo fue evidente en los centros electorales de la zona Sur del Lago. Foto Edwin Urdaneta

Sur del Lago. En los municipios del sur del Zulia, además del notorio ausentismo de electores en los centros de votación, se reportó una riña en las afueras del liceo Pedro Lucas Urribarrí, en Casigua El Cubo, capital del municipio Jesús María Semprum, entre miembros del Psuv y del partido Esperanza para el Cambio.
En la discusión y posterior golpiza resultaron heridas la testigo de Esperanza para el Cambio, Blanca de Rincón, a quien le arañaron el rostro; y a Maigelis Hernández, hija de la candidata lista de esa tolda, Ana Arrieta, recibió una cachetada de parte de Rosa Montiel, miembro del Psuv, según denunció Edgar Alfonso Mendoza, aspirante a concejal por el partido opositor, quien además dijo que los simpatizantes del oficialismo y del Consejo Nacional Electoral (CNE), quienes controlan el acceso al centro, impedían el ingreso de testigos a las mesas de votación.
También El Pitazo recibió incidencias sobre candidatos del Psuv y Conive en Semprúm, que ocuparon cargos del órgano electoral, específicamente como coordinadores de centro u operadores OCI, en las escuelas José María Vargas y San Benito, respectivamente.

Lee también: Alcalde de Maneiro en Margarita denuncia irregularidades del CNE

Blanca de Rincón fue agredida en el municipio Jesús María Semprum, en Zulia. Foto Edgar Mendoza

Mesas con baterías para evitar apagones

En el municipio Colón el candidato lista por el Psuv, Kendry Paredes, admitió durante su derecho al voto en la escuela Evaristo Labrador, que las baterías para vehículo que tanto han solicitado los transportistas públicos y privados, fueron instaladas en un 35 % de las 110 máquinas habilitadas en los centros de esa jurisdicción.
El 7 de diciembre en Santa Bárbara de Zulia se cumplieron 11 meses con apagones, por lo que el partido oficial de Gobierno y el CNE previeron la instalación de baterías en caso «de ser necesaria una administración de carga». Adicionalmente, los medios podían ejercer cobertura periodística dentro de los centros de votación solo en presencia de los aspirantes del partido oficial de Gobierno,

Las máquinas de votación tenían baterías para vehículo, para evitar parar el proceso en caso de apagones. Foto Edwin Urdaneta

En su intervención, Paredes recalcó que respaldarán al Ejecutivo en una reforma tributaria, con el aumento de impuestos a partir del primer año de gestión legislativa. «Yo no la llamaría reforma, sino revolución tributaria». También su norte será el impulso de ordenanzas en materia ambiental.
A su vez, el alcalde de Colón, Blagdimir Labrador, mencionó que junto al cuerpo de ediles resolverán la recolección de desechos, problema que aspiran a solventar con un camión compactador prometido por el Gobierno nacional para enero de 2019.
«Poco a poco estamos resolviendo las carencias en el servicio público; incluso resolvimos la falla, junto a Corpoelec, en la planta Casigua 4«, declaró a El Pitazo en la escuela básica Santa Cruz, en la parroquia San Carlos. Y mientras el alcalde hablaba del futuro gobierno local, en el punto rojo cercano a este centro y que fue instalado en la plaza La Biblia, del sector Andrés Eloy Blanco, se ejerció un chequeo sistemático de los votantes mediante el carnet de la patria

Lee también: Elecciones en Cojedes transcurrieron con baja afluencia de votantes

En los puntos rojos efectuaron el registro del votante con el carnet de la patria. Foto Edwin Urdaneta

 

Proceso rápido, pero otros se ausentaron

Razones para no votar este domingo le sobraron a Jesús Martínez, de 34 años, padre de seis hijos y habitante del sector San Carlos Norte. «Preferí trabajar; igual los chavistas ganarán, y en este municipio no hay agua ni gas y todo está carísimo», contó mientras cortaba pescados para ganarse el sustento de su familia.
Por su parte, Nora Morales, de 55 años, prefirió abstenerse e ir a misa, junto a su esposo, por ser miembro de la comunidad Camino Neocatecumenal. «No hay ánimos para elegir a ninguno», afirmó.
Roberth Hurtado, de 49 años y trabajador del Ipasme en Colón, también emitió su opinión. Afirmó que votó «por un cambio» sin temor a que lo boten de su trabajo como vigilante del organismo adscrito al Ministerio de Educación. «Quien no decida no tiene derecho a opinar», señaló a las afueras del centro electoral Carmelita Roldán Portillo.
Otras irregularidades se presentaron durante la jornada. Por ejemplo, en la escuela de la Hacienda Bolívar negaron el acceso por varias horas al testigo de Avanzada Progresista, Alejandro Castillo, a pesar de tener su credencial. De igual modo, la candidata indígena de Mopive, Deisy Iguarán, recalcó que hubo ensañamiento para impedir que sus testigos hicieran su labor de defensa del voto en varios centros electorales.
En Catatumbo, los aspirantes Amelia Vargas y Erick González, también de la organización Mopive, tuvieron dificultad para que sus testigos tuvieran acceso a las urnas de sufragio.
Jairo Gando, candidato por los partidos de la coalición opositora en Colón, señaló ventaja por parte del oficialismo, como pagos a motorizados, transportistas y logística proporcionada abiertamente por el Gobierno para favorecer al Psuv y el Gran Polo Patriótico.

Solo permitían tomar fotos dentro de los centros en presencia de los candidatos del partido oficial de Gobierno. Foto: Edwin Urdaneta