Docentes de Bolívar paralizarán actividades académicas hasta el 21 de enero

20
Los docentes del estado Bolívar exigen que sus sueldos sean homologados con el contrato colectivo nacional y no con la tabla Onapre | Foto: Oriana Faoro

En exigencia de mejoras salariales, los educadores adscritos a la gobernación y al Ministerio de Educación no impartirán clases, aunque sí asistirán a las escuelas, como forma de protesta para exigir mejoras salariales

Ciudad Guayana.– Los educadores adscritos a la Gobernación de Bolívar y al Ministerio de Educación en Ciudad Guayana siguen descontentos por la aplicación de la tabla salarial de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), que desde 2018 significó una desmejora significativa en sus sueldos.

Este miércoles nueve de enero, 700 docentes de las 220 escuelas nacionales y 37 escuelas estadales de la ciudad se reunieron en una asamblea extraordinaria en la que decidieron declararse en “asamblea permanente”, es decir, paralizarán las actividades académicas en las escuelas, aunque sí asistirán a las aulas de clases, a partir de hoy y hasta el 21 de enero.

El término “asamblea permanente” está contemplado en el artículo 82 de la II Convención Colectiva Única del Ministerio de Educación, como forma legítima de protesta que están implementando para exigir, nuevamente, que se derogue la tabla salarial de la Onapre y se restituya la tabla establecida en el contrato colectivo nacional.

Lee también: Educadores en Carúpano agudizarán protesta este jueves 10 de enero

El presidente del del Sindicato Único del Magisterio (Suma) Caroní-Piar, Rafael González, explicó que la decisión fue tomada de forma unánime, pues el docente uno actualmente gana salario mínimo, Bs. S. 4.500, mientras que con la convención colectiva nacional estaría ganando Bs. S. 106.000. La Onapre significa una desmejora del 95,80%.“Nuestra lucha es por las tablas salariales, por el respeto al salario, al trabajo digno, y no descansaremos hasta obtener respuestas”, aseguró el gremialista.

El salario establecido por la Onapre aplica para todos los trabajadores públicos, hecho que también generó una ola de protestas por parte de los trabajadores de las empresas básicas de Puerto Ordaz, en rechazo a tal medida. La Onapre establece como primer escalafón el salario mínimo, y el máximo escalafón un salario de Bs. S. 6.975; y las primas por maternidad, hijos estudiando, juguetes y otros conceptos, a razón de 0,025 petros (criptomoneda del Estado venezolano).

Los montos son insuficientes tomando en cuenta indicadores como la Canasta Alimentaria Familiar (CAF) que calculó el costo de un mercado para cinco personas en Bs. S. 121.719 para noviembre de 2018, según los cálculos del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

Lee también: Docentes de Trujillo protestaron para exigir el cumplimiento de su contrato colectivo

Convocan a marcha

González reveló que el próximo 15 de enero, Día del Maestro en Venezuela, protestarán marchando desde La Casa del Educador, en El Roble, hasta la Plaza Bolívar, en el centro de San Félix, “porque en este día no tenemos nada que celebrar, tenemos que seguir reclamando nuestros derechos salariales”, expresó González.

El punto de llegada fue elegido por los docentes debido a que la Zona Educativa y el Municipio Escolar Caroní realizarán una misa en celebración del día de los maestros, “pero nosotros vamos a estar afuera con nuestras consignas, protestando, porque no es un día para celebrar sino para defender nuestros derechos, como se ha hecho en este país desde la época de Gómez”, precisó el presidente de Suma Caroní-Piar.

La protesta será respaldada por los sindicatos Suma Caroní-Piar, por la FVM seccional Caroní, el Colegio de Profesores del estado Bolívar, y el Sindicato de Educadores Regionales (SER) Bolívar. Es la continuación de una serie de protestas que no cesa desde el año pasado, debido a que los reclamos por mejoras salariales siguen siendo desoídos por las autoridades nacionales.

“Hay secciones que han sido fusionadas en los colegios porque los profesores renuncian, el dinero no les alcanza, no hay transporte, no hay beneficios, esto no puede seguir así”, lamentó González.