Maestros de Monagas y Sucre llamaron a paro de actividades escolares

34

Los educadores marcharon por las calles de Carúpano ondeando la bandera de Venezuela | Foto: Yesenia García

Maturín.- Los maestros volvieron a salir a la calle. Lo hicieron una vez más para exigirle al Gobierno un aumento y reivindicaciones salariales. También para llamar a un paro de actividades escolares el 16 de enero en Carúpano, estado Sucre, y el 17 en Monagas.
Ese fue el acuerdo al que llegó el magisterio este 15 de enero, Día del Educador. Estas actividades son la continuidad de las protestas del 2018, después de que el gremio percibió las desmejoras en la contratación colectiva, que incluyen la eliminación de las primas y la poca cobertura del seguro de hospitalización, cirugía y maternidad.
El magisterio asegura que no tiene nada que celebrar. Por eso, en el caso de Cumaná, estado Sucre, los educadores asistieron a una misa vestidos de negro en señal de luto. El presidente de la Federación Venezolana de Maestro (FVM-Sucre), William Figueroa, afirmó que el aumento de 18.000 bolívares soberanos realizado por Nicolás Maduro se convirtió en sal y agua.
Los docentes de Cumaná exhortaron al Gobierno nacional a revisar la tabla salarial. Acudieron a la misa vestidos de negro | Foto: Joanne González

“Los precios de los productos se triplicaron y los docentes y trabajadores que hacemos vida en el país no tenemos los recursos para comprar los alimentos. Hoy el maestro está muy triste. Hoy simplemente estamos realizando una protesta pública escuchando la palabra de Dios para que nos dé fuerza para seguir luchando”, dijo.
Los maestros afectos al Gobierno se concentraron en la plaza Bolívar de Cumaná para realizarle una ofrenda floral al Padre de la Patria | Foto: Joanne González

En Carúpano marcharon. Salieron desde el parque Karupana, pasaron por las calles del centro y llegaron a la sede del Colegio de Profesores. Durante el recorrido no hubo presencia policial ni de la Guardia Nacional, solo de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), que se dedicó a fotografiar a los maestros, que se mantuvieron pacíficos.
La consigna de todos era: “Y no me quiero ir, yo quiero un trabajo digno para quedarme en mi país”. El presidente del Colegio de Profesores, Mario Bellorín, anunció la continuación del paro de educadores. “Nuestra dignidad no se negocia porque el Gobierno nacional nos quiere quitar nuestros derechos, violando la contratación colectiva que tiene una lucha de 82 años”, argumentó.
En Carúpano la lucha gremial tiene 93 días. Desde entonces los docentes no se incorporan a las aulas de clase, sino que se reúnen en la plaza Bolívar. A la par de la marcha, la Cámara Municipal de Bermúdez realizó una sesión en la que la oradora de orden fue la profesora María Jiménez, quien destacó en su discurso que los docentes celebran hoy la dignidad, la vida y la vocación.
En Maturín se volverá a marchar
En la capital de Monagas, un grupo de maestros salió a las calles del centro para mostrar su descontento por el bajo sueldo. Lo hicieron después de escuchar una misa en la iglesia Santa Cruz, en la avenida Bicentenario. Desde allí caminaron por el centro y se concentraron en la avenida Juncal, donde hubo presencia de la Guardia Nacional.
El secretario general de la Federación Nacional de Sindicatos y Colegios de los Trabajadores de la Educación de Venezuela (Fenatev) Monagas, Carlos Carmona, anunció las acciones que realizarán en el estado en los próximos días. Este 16 de enero volverán a las calles y lo harán para entregar un documento ante la Inspectoría del Trabajo. La concentración será en la plaza de El Estudiante.
En Maturín, un grupo de docentes se congregó en la plazoleta de la Catedral para recibir las condecoraciones de la Zona Educativa | Foto: Rubí González

El 17 de enero es el día del paro. Según explicaron, se realizará en las aulas de clases, de brazos caídos. Los educadores deben asistir a los planteles solo para hablar con los representantes sobre su situación económica. Los alumnos podrán permanecer en las instituciones, pero no recibirán clases.
Carmona detalló que es una lucha justa que busca reivindicar no solo a los profesores que están ejerciendo, sino también a los 60.000 maestros que abandonaron el país debido a que no tenían los recursos suficientes para vivir en Venezuela.
Paralelamente a estas actividades, otro grupo de educadores asistió a una actividad organizada por la Zona Educativa en la plazoleta de la catedral Nuestra Señora del Carmen, donde fueron condecorados varios docentes, quienes aseguraron tener mucho que celebrar.

Lea también Maestros conmemoraron su día con caminatas y pancartazos en el centro del país