Trabajadores de Industrias Diana protestan por persecución laboral

48

Los trabajadores de la hacienda La Gloria piden una auditoría y la destitución del gerente Miguel Aponte Dun, por los continuos atropellos y robo de bienes y mercancía. Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago.- 51 trabajadores de Industrias Diana en el municipio Colón, en la zona Sur del Lago de Maracaibo, denunciaron persecución laboral y sustracción de materiales para cumplir con el corte del fruto de la palma aceitera por parte del actual gerente, Miguel Aponte Dun.
Desde el pasado viernes 11 de enero escenificaron una toma pacífica de la Hacienda La Gloria, ubicada en la vía Santa Bárbara-El Vigía, -expropiada por el Gobierno de Hugo Chávez hace ocho años-, para denunciar que Aponte se ha llevado bienes patrimoniales de esa empresa dependiente del Ministerio de Alimentación, así como diversos materiales e insumos que merman la actividad agrícola.
“Estamos exigiendo una auditoría del Ministerio de Alimentación en Caracas y la destitución de Aponte, porque se ha encargado de afirmar que la improductividad del predio es culpa de los trabajadores cuando es él quien saca aires acondicionados, implementos para cortar corozo, semen de los toros, fungicidas y demás implementos que impiden avances en la unidad de producción”, denunció a El Pitazo Miguel Segundo Ballesteros Ardila, trabajador de Industrias Diana.


Acotó que los trabajadores extranjeros llevan seis meses sin cobrar sueldos, utilidades  ni bono de alimentación, pues el gerente alega que ellos no tienen identificación venezolana. “Tengo nueve años con el antiguo dueño y ocho con el gobierno y estoy cansado de esta situación”, contó Ballesteros, quien hace 47 años llegó Venezuela desde San Juan de Nepomuceno, al norte del departamento de Bolívar, en Colombia.

Miguel Segundo Ballesteros Ardila, trabajador de Industrias Diana, denunció que lleva seis meses sin cobrar por ser extranjero. Foto: Edwin Urdaneta

Lee también: Trabajadores del Hospital Universitario exigen renuncia del director y pagos de deudas laborales

A pesar de tener más de cuatro décadas en el país, el Servicio de Administración, Identificación, Migración y Extranjería (Saime) no le ha otorgado la cédula como nacionalizado.
Al igual que Miguel Ángel, Edinson Rodríguez, caporal de las palmas, con 12 años de labores, recibe atropellos contractuales. Estimó que un año atrás cortaban hasta 120 toneladas de corozo; sin embargo, hoy día no llegan a 45 toneladas procesadas en Industrias Diana de Santa Bárbara. “Por falta de mantenimiento y las inversiones todo va decayendo y nosotros somos los más perjudicados”.

Edinson Rodríguez, caporal de la palma contó que hace un año cortaban 120 toneladas, pero debido a la falta de mantenimiento la producción cayó a 45.000 kilogramos cada 30 días. Foto: Edwin Urdaneta

Explicó que la hacienda La Gloria, con una extensión de 541 hectáreas, destina 280 al cultivo de palma aceitera africana, por lo que con la administración de Aponte Dun sólo están productivas escasas 100 hectáreas. “No queremos más a este señor acá que lo que hace es robar por las noches mercancía y bienes y vulnera nuestros derechos”, expresó Eduardo Urdaneta, vigilante de dicho predio.

Persecusiones y despidos

A José Ramiro de la Ossa Díaz, de 35 años de edad, el haber preparado un informe, con pruebas que demuestran corrupción y mala administración por parte de Aponte Dun, le costó la destitución. José se encargaba de supervisar la vigilancia. Él, junto a su compañero Gabriel Arco, fueron despedidos y notificados por la asesoría jurídica de la empresa, luego del seguimiento a cada camión y tiques de salida y llegada de los camiones a las plantas extractoras.

Eduardo Urdaneta, vigilante, denunció sabotaje, corrupción y atropellos para con los 51 trabajadores de la hacienda La Gloria en Santa Bárbara de Zulia. Foto: Edwin Urdaneta

En dichos informes, De la Ossa expuso que la fruta del corozo era desviada desde la hacienda La Gloria y el predio El Rin, ubicado a 15 kilómetros de Santa Bárbara de Zulia. La investigación arrojó que la relación entre los vehículos cargados con los recibidos en la planta extractora Grasas El Puerto revelaba un considerable faltante de materia prima.
Sólo en noviembre del pasado año, la manufacturera de palmeras Diana, ubicada en el municipio Jesús María Semprúm, recibió 35,98 toneladas de corozo cuando desde ambas unidades de producción salieron 220 toneladas de fruta, cuya materia prima es empleada para elaborar aceite comestible. Aponte Dun, según las evidencias, no ha logrado demostrar a dónde fueron a parar los restantes 170.000 kilogramos de corozo.

Lee también: Intergremial Aragua denunció acoso y persecución por parte de autoridades sanitarias

José Ramiro está solicitando un reenganche ante la Inspectoría del Trabajo. Los trabajadores también se sienten intimidados por cuanto han tenido que elevar los atropellos ante el Destacamento 115 de la Guardia Nacional en el municipio Colón.
Los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en la zona no les recibieron la denuncia, porque debían formularla en Caracas. Ellos no han dejado de ordeñar las reses ni elaborar quesos. Sólo esperan respuestas desde las autoridades en Caracas.
Richard Cossio, tractorista, con seis años laborando en Industrias Diana, predio Santa Bárbara, manifestó que una vez cortan corozos, los trabajadores cargan hasta tres camiones semanales hasta Casigua El Cubo, en el municipio Semprúm; “sin embargo, allá esos camiones no llegan completos. De 12 camiones cargados al mes allá sólo llegan tres”, alegó.

Richard Cossio, tractorista, alegó que de los doce camiones cargados con corozos cada mes, sólo llegan tres a la planta extractora. Foto: Edwin Urdaneta

Exige, al igual que sus compañeros, una auditoría, la intervención de la empresa y destitución del actual gerente. El Pitazo intentó contactar vía telefónica a Aponte Dun para conocer su versión ante los señalamientos de los trabajadores; sin embargo, no contestó las llamadas ni respondió los mensajes de texto enviados a sus dos números celular.

¿Qué tan útil fue esta publicación?