Transportistas iniciaron el año con un aumento ilegal del pasaje en Amazonas

50

Transportistas de Amazonas iniciaron el año 2019 con un nuevo aumento en las tarifas del pasaje. Foto: Mickey Véliz

Puerto Ayacucho.- El bolsillo del amazonense vuelve a sufrir un duro golpe iniciando el año 2019 ante el nuevo aumento en las tarifas del pasaje urbano y hacia las comunidades indígenas en menos de un mes. De esta forma se vuelve a violar la ordenanza emitida por el Concejo Municipal y la Alcaldía del Atures, que son los entes encargados de aprobar tal incremento.
A mediados de diciembre de 2018, los conductores de autobuses de diferentes líneas fijaron el precio de 20 bolívares soberanos sin que fuera discutido, como es costumbre, con las instituciones correspondientes. Cerrando el año volvieron a aumentar a 30 bolívares soberanos y amaneciendo enero de 2019 la mayor sorpresa en la capital de Amazonas es que el pasaje urbano se incrementó a 50 soberanos.
Este incremento también afecta a las comunidades indígenas de los ejes carretero de la jurisdicción capital, donde los autobuseros y camiones cobran entre 100 y 150 bolívares soberanos, sin que exista hasta ahora un pronunciamiento de parte de la nueva cámara de concejales sobre esta arbitrariedad cometida por las líneas urbanas, que han sido beneficiadas con la venta de combustible y lubricantes, además de insumos para el buen funcionamiento de sus vehículos.
José Navarro, presidente de los concejales de Atures, en su discurso ofrecido en la instalación de la nueva cámara, se refirió a este tema y aseguró que trabajarán en la revisión de las ordenanzas que tengan que ver con el transporte para mejorarlas y ejecutarlas, estableciendo sanciones contundentes  para parar con estas irregularidades que se han venido cometiendo.

Lee también: Transportistas aumentaron de manera arbitraria el pasaje para viajar fuera de Amazonas

“Lo hemos dicho en reiteradas oportunidades, no podemos seguir aceptando que la gente actué como si en esta ciudad no existieran leyes. Como concejales revolucionarios le vamos a hacer frente a estas irregularidades y aquel que no esté de acuerdo o no cumpla con la ley lamentablemente será procesado a nivel jurídico. Queremos hacer las cosas bien y esperemos que los transportistas recapaciten y se sumen a esta causa en beneficio del pueblo”, precisó Navarro.
Ramón Onésimo Osorio, usuario del transporte público, expresó su molestia por lo que considera un “abuso” de parte de los transportistas quienes, una vez más, vuelven hacer de las suyas. “Otra vez aumentaron el pasaje y las autoridades no han dicho nada. Nosotros somos los que sufrimos las consecuencias, porque el sueldo no nos alcanza; esperamos que esta vez hagan algo”, concluyó.

En espera de respuesta

Con la instalación del nuevo Concejo Municipal aprobado por el alcalde José Zamora, las comunidades indígenas están a la espera de una respuesta de parte de estas autoridades a quienes les enviaron una carta para que le busquen una solución a este problema. En el escrito explicaron sobre los abusos y atropellos que cometen los transportistas cuando recorren los ejes norte y sur.
Edixón Corrales, de la comunidad Provincial, señaló que es una advertencia, porque las próximas medidas a tomar serán las protestas y el cierre de las vías hasta que se tomen en cuenta las ordenanzas y se respete la tarifa legal del transporte. “Estamos esperando que los concejales discutan el precio y lleguen a un acuerdo con los transportistas o tomaremos acciones radicales”, recalcó.

Transporte colapsado

La capital del estado Amazonas registra constantes manifestaciones donde el tema del transporte es uno de los principales. Conductores de las líneas privadas, en reclamo para que les vendan combustible, viven más en las bombas que prestándole servicio al colectivo y otros simplemente se declaran de “brazos caídos». La consecuencia es la aglomeración de personas en las paradas por la falta de transporte.
Hasta ahora, la línea gubernamental Transporte de Amazonas (Transamazonas) es la que realiza los recorridos cuando se presenta esta contingencia, pero le ha resultado imposible cubrir todas las rutas durante el día, porque solo cuenta con 30 unidades en una pequeña urbe habitada por más de 100.000 habitantes, además les toca hacer la cola en una estación de servicio para surtir gasoil.
 

¿Qué tan útil fue esta publicación?