De Venezuela a Chile por tierra: nuestro paso por Perú

28

Jueves 1 de noviembre. Al llegar a Tumbes (población fronteriza de Perú) nos encontramos que en este lugar no existe un terminal de transporte público así como los conocemos en Venezuela, aquí cada empresa tiene sus propios terminales y se encuentran distribuidos por toda la zona.

Al llegar a Perú lo primero que tienes que hacer es cambiar tus dólares por soles, de lo contrario te será muy difícil poder comprar alimentos. Las empresas de transporte venden boletos en dólares, pero su precio es mucho menor si lo pagas en moneda local.

Muchos eran los venezolanos desplegados por todo el poblado buscando un boleto para Lima, Trujillo o Chiclayo. Nosotros, luego de media mañana caminando, encontramos boletos con la empresa Cruz del Sur de la cual ya teníamos buenas referencias y, de verdad, fue la mejor compañía de transporte en todo el viaje desde Venezuela hasta Chile.

Salimos a las 3:00 pm, un bus muy cómodo, con personal abordo que además de darte la cena y desayuno (incluidos con el boleto), está siempre atento para brindar ayuda en lo que se necesite. Llegamos a Lima al terminal privado de la empresa el viernes 2 de noviembre al mediodía, allí compramos boleto para Tacna (frontera con Chile) para ese mismo día a las 5:30 pm.

Un detalle interesante es que Cruz del Sur tiene una ruta directo desde Lima hasta Santiago de Chile, pero nosotros no lo tomamos porque la disponibilidad más cercana era para el día siguiente en la noche y aunque el boleto se encuentra en muy buen precio, tener que pagar hospedaje y comida siempre es más costoso.

Aquí, del gran grupo que salimos desde Cúcuta íbamos cuatro personas, unos ya habían llegado a su destino y otros siguieron con líneas de transporte diferentes.