FOTOS | En los cochinitos para el aguinaldo también se ve la crisis

103
Foto: Francisco Touceiro.
| Foto Francisco Touceiro

Caracas.- En Caracas, los cochinos de Navidad sobreviven ávidos de llenar sus barrigas con las propinas y regalías provenientes de los clientes de abastos, carnicerías, carritos de perros calientes, estacionamientos, mercados municipales y tiendas de ropa, que otrora se convertían en el verdadero botín navideño.

| FOTO: Hirsaid Gómez.

Su existencia comenzó a perder sentido a partir de la escasez de efectivo que se generó en 2017, ante la incertidumbre por el anuncio presidencial de un nuevo cono monetario.

| Foto Francisco Touceiro

Este año, con 980.000 % de inflación acumulada hasta el mes de noviembre, según Ecoanalítica, y ante las miradas incrédulas de los transeúntes, cochinos de todos los tipos se mantienen en pie en los mostradores, estanterías y cualquier superficie que sirva de apoyo a la espera de algún cliente deseoso de ejercer el espíritu de solidaridad navideña.

| Foto Francisco Touceiro

María Montenegro, vendedora en la feria de ropa de Chacaíto, asegura que aunque los problemas económicos son factores que disminuyen la participación de los clientes defiende la tradición del cochinito.

| FOTO: Hirsaid Gómez.

“Sí tiene sentido, aunque sea algo, porque en el momento de destaparlo, lo poco o lo mucho que el cochinito contenga adentro puede servir para el pasaje o cualquier dulce”.

| Foto Francisco Touceiro

La falta de dinero que enfrentan los venezolanos, consecuencia de la feroz hiperinflación que se vive en el país, ha llevado a que algunos cochinos actualicen y adapten sus estilos.

| FOTO: Hirsaid Gómez.

No todos tienen la típica forma de plástico con expresión traviesa. Ahora, materiales reciclados como recipientes de agua, refrescos, mayonesa y cajas con papeles e ilustraciones de la temporada son alternativas a las que se recurre para armar el personaje y continuar la tradición.

| FOTO: Hirsaid Gómez.

Los comerciantes comentan que, poco a poco, algo cae en las barrigas de plástico de los porcinos, desde billetes de Bs.S 5 hasta Bs.S. 20. Otros optaron por colocarle algún aviso que asoma la posibilidad de algún «aguinaldito» electrónico, mediante puntos de venta.

| Foto Francisco Touceiro

 

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?