AUDIO | Conozca a alias «El Sentado», el hombre que dio el pitazo a la DEA en caso de los sobrinos de Cilia Flores

584
Sobrinos de Cilia Flores
Sobrinos de Cilia Flores en el grupo de narcotraficantes | Documentos de la Fiscalía EEUU

De no haber sido asesinado el pasado 4 de diciembre sería el testigo estrella de la Fiscalía de EEUU en el caso que pesa sobre Franqui Flores y Efraín Campo Flores por conspirar para tratar de introducir droga en este país. Es el hombre que la DEA identifica como «CW-1» en la reunión donde Campo y Flores acudieron a su encuentro para definir la operación. Lo que no sabían los sobrinos de Cilia Flores, es que «El Sentado» colaboraba con los federales

Sobrinos de Cilia Flores
Sobrinos de Cilia Flores en el grupo de narcotraficantes | Documentos de la Fiscalía EEUU

Por: Fiorella Perfetto | El Pitazo

Caracas.- El agente de la DEA, Sandalio González, es el nombre más relevante entre los funcionarios antinarcóticos que intervinieron en la operación de captura de Efraín Campo Flores, Franqui Flores de Freitas y Roberto Soto García, como individuos que conspiraron para llevar droga hasta EEUU.

Es González quien toma las declaraciones a los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, pero también es quien recibe el pitazo de alias “El Sentado”, que desde una silla de ruedas a la cual quedó confinado luego de un accidente en su natal Honduras informa al agente que dos venezolanos (Flores y Campo) llegarían a su país en las próximas horas para reunirse con él.

En la declaración jurada del agente federal confirma que, «sobre el testigo cooperante denominado como CW-1 pesan cargos por drogas en el distrito sur de Nueva York, pero no está en custodia de la DEA. Este ha comenzado a proveer información en función de obtener beneficios para su caso, siendo que previamente era un narcotraficante en Honduras».

Lea también: Conozca las confesiones de los sobrinos Flores tras su arresto en Haití

Más adelante dice González que «CW-1 está confinado a una silla de ruedas producto de un accidente que sufrió previamente” Dice además que “el día 3 de octubre, CW-1 informó que dos venezolanos querían reunirse con él al día siguiente para un negocio de drogas. Debido al poco tiempo y los problemas de movilidad de CW-1, no se pudo documentar la reunión. El testigo cooperante envió una foto posteriormente y fue asesinado el día 4 de diciembre de 2015″.

Desde que la información se hizo pública, medios de todas las latitudes investigan las identidades de los “alias” que fueron mencionados tanto por los Campo y Flores, como los que sólo se les conoce por una nomenclatura asignada en los documentos judiciales.
El Pitazo desarrolló una búsqueda a través de métodos de inteligencia de datos y halló la identidad de «El Sentado». Es Carlos Amilcar Leva Cabrera, identificado como «un empresario» que fue asesinado en la aldea La Cañada en el municipio Santa Cruz de Yojoa el pasado 4 de diciembre de 2015. Medios de ese país reseñaron los hechos cuya investigación todavía no es conclusiva. Así narró la televisión hondureña los hechos acaecidos ese día:

https://www.youtube.com/watch?v=WBIrmPQ339c

El viernes a eso de las seis de la tarde Carlos Amilcar Leva llegaba a su casa cuando fue abordado por varios desconocidos que abrieron fuego sobre el automóvil que le transportaba. «Leva tenía 50 años y era empresario de la construcción además de otros negocios. También era socio de un equipo deportivo de la zona», reseña el diario La Prensa de Honduras.

Este medio describe otros detalles de la víctima que, según fuentes extraoficiales preparaba su partida a EEUU la semana siguiente para saldar sus cuentas con la justicia estadounidense. «Leva siempre iba acompañado de cuatro guardaespaldas a excepción de ese día. Era pariente cercano de un oficial de la policía retirado». Se trataría del excoronel Wilfredo Leva Cabrera, quien en 1982 fue vinculado al asesinato del abogado Nelson Mckay Chavarría.

Se manejaron muchas hipótesis, pero entre ellas el robo ya que se dirigía con dinero a pagar cuentas en su hacienda. «Pobladores de la zona están consternados por el asesinato del empresario, pues daba mucho empleo»”.

Nada se dice sobre su presunta vinculación con organizaciones del narcotráfico, al menos durante los días del asesinato. Sin embargo, en una reseña periodística, esta vez de La Prensa de Nicaragua del día 27 de septiembre de 2012, describen «la captura por parte del servicio guardacostas de EEUU de una embarcación con más de 1.180 kilos de cocaína». El Ministerio Público de Nicaragua vinculó al empresario salvadoreño Juan José Montoya Argüello al caso como también a toda una red compuesta por salvadoreños, colombianos y hondureños entre los que se menciona precisamente a Amilcar Leva Cabrera como «jefe de operaciones de la red».

¿Qué tan útil fue esta publicación?