Con o sin trocha en Guanape, playeros del este de Vargas tienen pocas expectativas para Carnaval

167
Vendedores playeros aseguran que el aumento de temporadistas no se traduce en más ventas l Foto: Nadeska Noriega

La Guaira.- Para los trabajadores playeros de los balnearios y bahías dispuestos desde Macuto hasta Caraballeda, en el estado Vargas, las expectativas para los venideros carnavales, no son buenas.

Lee también: AN solicitará a Colegio de Ingenieros su experticia para conocer causa de colapso del puente de Guanape II

La causa principal son las bajas ventas, la crisis y la escasez y no, como podría pensarse, la fractura del puente de Guanape, en la parroquia La Guaira, registrada hace 15 días y que dividió a Vargas en dos, dejando sin paso vial hacia el este de la entidad costera. Ya la situación fue resuelta, de forma provisional, con la colocación de un puente de guerra y la construcción de una trocha en terrenos ganados al mar, paralelos a la desembocadura de la cuenca del río Guanape.

«Cuando supe que se cayó el puente, me lleve las manos a la cabeza y dije: ahora sí se terminó de echar a perder esto, porque las ventas vienen palo abajo y si, para complemento, no vamos a tener vialidad, pues es la torta. Se irán para las playas de Catia La Mar. Pero resolvieron rápido. La movilidad para carnavales está garantizada hacia el este de Vargas. Habrá la cola de siempre, es decir, no es un problema adicional. Ahora lo que nos preocupa desde mediados del año pasado es la crisis y la escasez. Eso es peor que se caigan tres puentes juntos”, dice Juan Medina, comerciante playero en el concurrido balneario de Camurí Chico.

Medina coincide en su exposición con el pensamiento de playeros de balnearios como Sheraton, Carrilito, San Luis, Alí Baba y el Paseo de Macuto, consultados sobre este tema: con o sin trocha en Guanape, las expectativas de ventas no son buenas, aunque las playas se llenen de visitantes.

“El tema no es que la gente venga. El tema es que la gente pueda gastar. Tú ves la playa llena de cabo a rabo, y lo que se vende son unas pocas empanadas, un pescado que otro, algunos tostones playeros. Pero la mayoría de la gente se está trayendo todo: el refresco, el agua, los panes, un arroz con pollo, unos cambures. Cualquier cosa. Les sale más barato traerse la comida y la bebida. Eso es verdad. Pero es que nosotros tampoco podemos regalar nuestro trabajo y lo que nos cuesta conseguir los insumos”, expone Diana Morales, quien está en la cocina de un kiosco en Macuto.

Vendedores aseguran que las ventas están muy bajas l Foto: Nadeska Noriega

“Tristemente tiene que ser así, porque las cuentas no dan. Uno vende una empanada en 800 o 900 bolívares, porque uno compra la harina a precio bachaqueado. ¿En cuánto vendes un jugo, pagando azúcar o el papelón? Ya comprar cervezas no resulta como antes. Una familia no viene a la playa para gastarse toda la quincena en un día. Todo eso hace que uno espere la temporada, porque algo vendemos, pero no para cubrir lo que se debería”, lamenta Darwin Ortega, también desde Camurí Chico.

Ciertamente el estado Vargas ha tenido un repunte como destino turístico los últimos dos años. De hecho, en los carnavales del año 2016, según las estadísticas del Ministerio de Turismo, fue el destino más visitado de Venezuela, con 1.126.529 visitantes. En la temporada navideña del pasado año, también destacó entre los destinos más visitados junto a Miranda y Falcón. Pero estas cifras no se han traducido en mejoras sustanciales para los sectores comerciales que viven del turismo.

Lee también: Futuro de puente Guanape se debate entre una nueva obra o reforzar lo que quedó en pie

“Ha habido un repunte en visitantes, porque la crisis impide ir a otros lugares. Lamentablemente en Vargas no hay desarrollo para un turismo generador, sino que las autoridades se conforman con cifras del turismo orgánico: aquel que viene visita pero no invierte en Vargas, porque se trae todo de su casa”, comenta el docente en el área de Hotelería y Turismo, Nelson Díaz.

En las playas del este del litoral están claros: la trocha no será el obstáculo a vencer, sino la capacidad de compra de quienes vengan a las costas de Vargas a disfrutar del Carnaval.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?