Desde Portuguesa buscan vínculos de mafias del sindicato de construcción en Barinas

223
El asesinato de Danny Azuaje, ocurrido en Portuguesa, ha llevado las investigaciones hasta sindicalistas de la construcción en Barinas. | Foto: Cortesía Exclusivaenlaweb
El asesinato de Danny Azuaje, ocurrido en Portuguesa, ha llevado las investigaciones hasta sindicalistas de la construcción en Barinas. | Foto: Cortesía Exclusivaenlaweb

Barinas.- Pedro José Romero, fiscal 11 del segundo circuito judicial del estado de Portuguesa emitió orden de aprehensión contra Numa Altuve, Adrián Báez y Moisés Elías Carrero León, por su presunta vinculación con el caso de sicariato cometido el pasado 11 de febrero contra Danny Neptalí Azuaje, crimen ocurrido en la localidad de Baraure, municipio Araure del vecino estado.

Lea también: Disparan a sindicalista chavista frente a inspectoría del trabajo en Acarigua

Por el asesinato de Azuaje, a quien las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) asocian al ex presidente del Sindicato Socialista de la Construcción de Barinas, Jaime “Bo Baloo” Landaeta, ya está detenido César Augusto Cadenas Rojas, funcionario del Cicpc de Barinas. Las investigaciones adelantadas en el vecino estado Portuguesa llegaron hasta los tentáculos de las presuntas mafias de la construcción en Barinas.

Lea también:29 intentos de linchamientos ocurrieron en Monagas entre enero y febrero​

Las investigaciones desarrolladas en torno al sicariato, por afirmaciones de fuentes oficiales, condujeron a los detectives del Cicpc hasta los nombres de Numa Altuve, Adrián Báez y Moisés Carrero, los dos primeros relacionados con la ex directiva del Sindicato Socialista de la Construcción de Barinas, directivos que en el 2012 fueron acusados de delitos de corrupción, tráfico de drogas y porte ilícito de armas. Además se les vincula también con sicariato, homicidios, plagios y desapariciones forzadas de personas.

El primero en Barinitas

A juzgar por los últimos acontecimientos ocurridos en Barinas, el sindicato de la construcción continúa ligado a varios hechos violentos y los nombres de sus ex directivos siguen apareciendo.

En el caso del último crimen cometido en el estado Barinas, esta vez contra Redilson Urbina, quien murió acribillado a balazos en la bomba ubicada en el sector La Cochinilla de Barinitas, municipio Bolívar de Barinas, fuentes cercanas a la investigación confirmaron que la víctima formaba parte del bando de Numa Altuve y presumen que quien ordena su muerte es Danny Azuaje.

La muerte de Urbina ocurrió el 8 de febrero y el 11 de ese mismo mes. El sicariato cobra otra víctima, esta vez en el estado Portuguesa, donde Danny Azuaje recibió más de seis perforaciones de bala que lo dejaron sin vida en el restauran en el que se encontraba para el momento. Trascendió que su deceso fue una orden de Numa Altuve para cobrar venganza de la muerte de su amigo Redilson Urbina.

Quién es Numa Altuve

El nombre de Numa Pompilio Altuve, caraqueño de nacimiento que ejerce su derecho al voto en la Escuela Básica 15 de Enero ubicada en la ciudad de Barinas, es tristemente famoso por su presunta autoría en varios delitos de los que se le acusa desde su paso por la directiva del Sindicato Socialista de la Construcción de Barinas en el 2012, junto a Jaime “Bo Baloo” Landaeta, quien se encuentra purgando cárcel desde finales de 2014. Altuve está residenciado en EL Barrio Brisas de Alto Barinas, en la ciudad homónima.

Aunque antes, en el 2004 en el Juzgado Segundo de Primera Instancia en funciones de control del Circuito Judicial Penal del Estado Barinas, la Fiscalía del Ministerio Público interpuso acusación en contra del procesado Numa Pompilio Altuve por la presunta comisión del delito de robo agravado de vehículo (moto) en grado de complicidad facilitador, previsto y sancionado en el artículo 6 ordinales 1, 2, y 3, de la Ley Sobre Hurto y Robo de Vehículos, en concordancia con el artículo 84 del Código Penal, en perjuicio de los ciudadanos María Dallana Carrillo y José Luis Jerez en fecha 19 de Febrero del año 2001.

Altuve figura entre los nombres que el abogado penalista de Barinas, Omar Arévalo, señala en el diario “Tal Cual” en publicación de fecha 08-02-2012, intitulado “Aquí manda la muerte” “como parte de una red de extorsión, asesinatos, secuestros y venta de jóvenes a la guerrilla colombiana”

Mientras que Oscar Pineda, director de la ONG Paz y Vida del estado Barinas, en esa misma nota periodística acusa que en el referido sindicato «los miembros de este organismo eran avalados por el alcalde del municipio Obispos de Barinas (ex presidente del Sindicato de la Construcción regional), Alexis Avendaño (apodado El Chivo); por la presidenta del Concejo Municipal de Barinas, Karly Linares (PSUV), concubina de Numa Altuve, directivo del Sindicato y Jaime Landaeta, presidente del Sindicato de la Construcción; por militares de la Guardia Nacional, policías estadales, funcionarios del Cicpc; y algunos jueces».

Omar Arévalo relata que cuando el Servicio bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), al mando de Otto Salinas realizó un allanamiento a la casa de Numa Altuve, quien era empleado de la Cámara Municipal de Barinas como asesor de presidencia, “en el sitio se localizaron dos kilos de presunta cocaína y documentos de personas integrantes del sindicato de la construcción que han sido asesinadas, secuestradas y extorsionadas. Se halló ropa y comida embalada, lo que indica que tenía lista la fuga. Al menos 10 lugartenientes pertenecientes a esas mafias sindicales de Barinas son solicitados por las autoridades a nivel nacional”, apunta el abogado.

Lea también:FOTOS | Gobierno se olvidó de los deudos de la masacre de Tumeremo

El sindicalista estuvo prófugo de la justicia hasta el 2014 cuando, según reseña Sebastiana Barraez en su columna Sebastiana Sin Secretos, del semanario Quinto Día, de fecha 2 de agosto de 2014: “Fue así como Numa Altuve decidió entregarse, lo que se materializó el miércoles. “Los tiempos de Dios son perfectos y llegó el momento”, dijo Numa. Y explicó que él sentía que era un problema personal contra él, pero que ahora sí veía condiciones para entregarse. La policía manejó la entrega como una captura y dizque iba en un camión donde pidió la cola. Numa tenía tiempo en Barinas, andaba fuertemente armado con 10 escoltas. Fuentes policiales, en notas anónimas, dejaron colar a periodistas de la zona que “fue …Un sagaz trabajo de inteligencia, de la policía, encabezado por el general Roque Carmona y la acción del comisionado Eduard Rodríguez, subdirector de la PEB”.

Barraez agrega que, “… ya veremos cómo Numa es librado gracias a los intereses, poder, dinero, relaciones políticas. La verdad es que Numa se entregó en acuerdo con los jefes policiales. Y se está manejando darles medidas sustitutivas para que salga en libertad el resto del Sindicato: Landaeta alias Bubalú, Redilson Urbina, Adrián Báez y Keiller Molina. Siguen manejando obras y negocios en Barinas y en Obispos”.

Lea también:Apresan a funcionario del Cicpc por muerte de sindicalista de Barinas

Sobre Numa Pompilio Altuve pesa una acusación de homicidio intencional calificado por motivos fútiles en grado de complicidad necesario previsto y sancionado en el Art. 406 numeral 1° del Código Penal en concordancia con el Art. 84 numeral 3ro ultimo supuesto ejusdem en perjuicio de Leonardo Taquiva e igual acusación por Carlos Arteaga, además de Asociación Ilícita para Delinquir previsto y sancionado en el Art. 6 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y el delito de tráfico en la modalidad de ocultamiento ilícito agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas , previsto y sancionado en el Art. 149 Primer Aparte en concordancia con el Art. 163, numeral 7° de la Ley Orgánica de Drogas, en perjuicio del Estado Venezolano.

Lea también: Incautan explosivos, fusil y droga durante allanamiento en Ocumare del Tuy

Adrián Báez

Adrián Báez, de 37 años, también formó parte del círculo cercano de la directiva del sindicato de la construcción de Barinas. Su nombre aparece reseñado en varias publicaciones de medios de comunicación regionales y nacionales como parte de esa organización sindical acusada de sicariato, extorsión y otros delitos.

Fernando Cazorla,
columnista que por orden de un tribunal no pudo volver a escribir una línea en ningún diario de circulación nacional o regional luego de denunciar a miembros de la familia del entonces Presidente Hugo Chávez, el 24 de mayo de 2010 escribió sobre Báez lo siguiente en su columna El Ombudsman:

“… Un gran misterio se teje con relación a la destitución del aspirante a la Asamblea Nacional Adrián Báez por el estado Barinas. Adrián era un humilde trabajador para todos desconocido hasta que con mucha fuerza popular se lanzó a candidato presentando un gran despliegue publicitario que arropaba con su imagen el ambiente electoral interno del chavismo. De repente fue llamado al despacho del ministro de Relaciones Interiores a fin de ser informado que no podía ser candidato y, según remitido que presentó en todos los medios de comunicación, no fue informado acerca de las razones por la cual fue inhabilitado a participar”.

Añade Cazorla que “me informan que la causa fue que Adrián Báez había sido denunciado por alguien en el PSUV de ser financiado en su campaña por un grupo de narcotraficantes de la ciudad de Barinas, específicamente el cartel del Infiernito, los denunciantes enviaron fotos y videos del candidato en compañía de un tal Kan y otro apodado El Pula. Me informan mis detectives en el PSUV que lo que sí es cierto es que Báez es miembro del Sindicato de Trabajadores de la Construcción y que igualmente era el candidato a la Asamblea del Chivo Avendaño, alcalde chavista del municipio Obispos de Barinas…”

En el Tribunal Penal de Ejecución del Circuito Judicial Penal del Estado Barinas con fecha 15 de noviembre de 2007 se ventiló un Auto de Cómputo de Pena sin Detenido que determina que: “Firme como ha quedado la Sentencia Definitiva dictada por el Tribunal de Control N° 04 del Circuito Judicial Penal del Estado Barinas, en fecha 23 de octubre de 2007 de Adrián José Báez, venezolano, de 27 años de edad, titular de la cédula de identidad N° 14.814.089,nacido En Barinas estado Barinas 15/09/1980, residenciado en Urb. Ciudad Varyna Sector 4 calle 2 casa N° S-3, cerca del Liceo Bolivariano Barinas Estado Barinas , a cumplir la pena de UN (01) AÑO Y SEIS (06) MESES DE PRISION, por la comisión del Delito de OCULTAMIENTO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el Artículo 277 del Código Penal Vigente, en perjuicio del Estado Venezolano.

Moisés Carrero

El otro sobre cuya persona pesa una orden de aprehensión solicitada por Pedro José Romero, fiscal 11 del segundo circuito judicial de Portuguesa, es Moisés Elías Carreño León, quien según la data de Vente Venezuela para las últimas elecciones presidenciales, sufraga en el Liceo Nacional Bolivariano Hugo Chávez Frías, ubicado en la parroquia Alto Barinas.

Coincidencialmente, Carreño León reside en Ciudad Varyná de la Gran Misión Vivienda al igual que Adrián Báez, urbanismo ubicado en las adyacencias del Fuerte Tavacare de Barinas, calificado como de alta peligrosidad por los altos índices de inseguridad que denuncian a diario sus habitantes.

En el portal web www.dateas.com, Carreño León posee dos multas al Instituto Nacional de Tránsito Terrestre (Intt) con fechas 27 de julio de 2014 y la última, el 17 de agosto del año pasado que todavía no ha cancelado.

Se desconoce si Carreño tiene alguna actuación delictual previa a esta causa a la que se le vincula con la muerte de Danny Neptalí Azuaje.


Lea también:Hay tuberculosis en el retén de Cabimas