Ejército ejecutó a ocho personas durante operativo en la mina Yin Yang de El Callao

18

El Ejército reportó que otros dos soldados están desaparecidos desde diciembre y que presumen fueron asesinados por la banda criminal de la mina Yin Yang de El Callao | Foto: Referencial

El Callao.- El sur del estado Bolívar continúa ensombrecido por la minería ilegal y la criminalidad sanguinaria producto de la extracción ilegal del oro. Este lunes 14 de enero, el Ejército venezolano ejecutó a ocho personas en la mina Yin Yang, ubicada en el sector El Perú de El Callao, durante un operativo realizado hacia las 5:00 de la mañana.
La operación fue ordenada por el comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) Guayana, Jesús María Mantilla Oliveros y por el comandante de la 51 Brigada de Infantería de Selva, Manuel Segundo Rojas Miquilena. Sucedió un día después de que el soldado de tropa alistada, Leocer José Lugo Mariz, fuera mutilado por criminales en la mina Yin Yang: al joven de 19 años le sacaron los dos ojos, le cortaron la lengua, le amputaron ambas manos y lo dejaron en una carretera de El Callao.
Los militares se dirigieron a la mina en un contingente compuesto por seis oficiales superiores, 23 oficiales subalternos, 114 tropas profesionales, 60 tropas alistadas, 30 tropas profesionales de la Guardia Nacional, cuatro funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en 10 patrullas, una ambulancia y seis motocicletas para emboscar al grupo criminal que ocupa la mina Yin Yang y detener a los responsables del crimen contra Leocer Lugo.

Lee también: Delincuentes mutilaron partes del cuerpo a un joven en mina de El Callao

De acuerdo con la información suministrada por el Ejército, otros dos soldados están desaparecidos desde diciembre y las autoridades presumen que fueron asesinados por el grupo que domina este yacimiento de El Callao.
“Una vez que la comisión ingresó en el sector de la mina (Yin Yang) se pudo constatar la presencia de estos grupos armados pertenecientes a la banda de “Los Descuartizadores”, como estos se hacen nombrar; quienes presuntamente se encuentran implicados en el hecho en contra del ciudadano antes mencionado (Leocer Lugo). Estos al visualizar la comisión militar abrieron fuego en contra de la misma, originándose un intercambio de disparos donde resultaron heridos ocho ciudadanos por identificar”, especifica la minuta oficial.
Las ocho personas no han sido identificadas. Tras la operación fueron trasladados al hospital Juan Germán Roscio, en El Callao, y luego a la morgue del Cicpc en San Félix.
Incautación
Aunque la mina Yin Yang todavía está ocupada por el grupo irregular, durante la operación militar del Ejército se incautaron cuatro escopetas, un rifle, un escopetín y dos pistolas, detalladas a continuación:
-Una escopeta calibre 16 con un cartucho percutido y uno sin percutir
-Dos escopetas marca Mossberg, modelo 500A, seriales R200437 y H537509, calibre 12, cada una con un cartucho percutido y uno sin percutir
-Una escopeta marca Amadeo Rosi, serial G389343 con un cartucho percutido y uno sin percutir
-Un rifle calibre 30 con dos cartuchos percutidos y tres sin percutir
-Un escopetín calibre 12 con un cartucho percutido y uno sin percutir
-Una pistola marca CZ100 modelo PCR, serial B/984, calibre 9, con dos cartuchos percutidos y cinco sin percutir
-Una pistola marca Bryco Arms, modelo Jennings Nine, serial 1316612, calibre 9, con dos cartuchos percutidos y cinco sin percutir.
El caso es investigado por el Cicpc y quedó a la orden de la Fiscalía de Derechos Fundamentales del estado Bolívar.

Lee también: Crecen las denuncias acerca de presencia del ELN en minas de Venezuela

La violencia reina en El Callao
El Callao es el municipio más violento de Venezuela desde 2017, de acuerdo con datos del Observatorio Venezolano de Violencia. En su informe de 2018, la tasa de muertes violentas es de 619,8 homicidios por cada 100 mil habitantes, un promedio excesivamente alto para una población que no supera las 30 mil personas.
La violencia vinculada con la actividad minera ilegal ha ido en aumento desde 2016, año en el que ocurrió la Masacre de Tumeremo (municipio Sifontes), en la que 16 mineros fueron asesinados a consecuencia de una lucha entre bandas criminales por el control de la mina Atenas. Tres años después, el Estado no ha logrado eliminar los grupos delictivos de los yacimientos, ni siquiera a través del plan Arco Minero del Orinoco (AMO), decretado por el presidente Nicolás Maduro como la principal fuente de economía nacional tras el declive de la industria petrolera venezolana.
El periodista del portal infoamazonia.com, Bram Ebus, informó este lunes que durante su investigación en El Callao, en 2017, conoció de las mutilaciones en las minas como prácticas comunes de “castigo” en los grupos delictivos mineros que se conocen como “sindicatos”. Aseguró que estas bandas venden el oro que extraen de manera anárquica a al Banco Central de Venezuela, pues la empresa del Estado dedicada a la extracción de oro, Minerven, se encuentra en mínimos operativos.