Escasez de gasolina en Puerto Ayacucho enfrenta a Poliamazonas, militares de la Zodi y choferes

100
Policía de Amazonas y militares en la estación de gasolina en situación tensa | Foto: Nancy Farías

Puerto Ayacucho.- La estación de gasolina de la avenida 23 de Enero, en Puerto Ayacucho, fue la mañana de este martes el escenario de una tensa discusión entre oficiales de la Policía del estado Amazonas y representantes de la Zodi, debido al paso preferencial que tienen los vehículos de uso oficial.

Lee también: Redoblada presencia militar en estaciones de Amazonas ante persistente escasez de gasolina

Cerca de las 11:40 de la mañana, la estación ubicada frente al hospital José Gregorio Hernández, fue cerrada a pesar de llevar abierta menos de una hora, porque camionetas de policías querían pasar de una vez, así que ante la denuncia de los choferes en la cola, los militares que resguardaban la entrada atravesaron una guaya y detuvieron la venta para todos.

Ánimos caldeados

El ánimo de los conductores que amanecieron en la cola se caldeó, así que se concentraron entre los policías y militares, se quejaron y pedían se siguiera la numeración. Mientras, el intercambio de palabras y señalamientos no paraba entre los uniformados.

Funcionarios enfrentados | Foto: Nancy Farías

La jefatura policial pedía abrir el paso para abastecer siete de sus unidades y cinco motos. Así como se ha venido haciendo con carros oficiales desde que la escasez de gasolina en Amazonas ha aumentado.

A su vez, los militares ordenaban a los policías que se retiraran para hacer pasar a vehículos particulares y luego paulativamente, dar entrada a los autos de seguridad.

La confusión reinó por más de 20 minutos hasta que uno de los jefes de la Zodi se hizo presente en el lugar y cedió para hacer pasar a los policías y solventar el problema, lo más pronto posible. Sin embargo, conductores particulares manifestaron no estar de acuerdo, pero con el fin de hacer correr la cola aceptaron.

Lee también: Miguel Rodríguez: “En Amazonas se harán gestiones para que la venta de gasolina sea automatizada”

La estación fue reabierta y a pesar de que la petición era solo pasar siete camionetas de la policía, de inmediato se pudieron contar 10 camionetas, dos carros, y cinco motos de la policía. Seguidas de dos ambulancias y cuadro camiones de Corpoelec.

Asimismo, una unidad del Conac y otras dos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalisticas (Cicpc) con más de tres funcionarios en cada una y completamente armados, pasaron sin hacer la cola, bajaron de sus vehículos y se reunieron.

El equipo de El Pitazo, que ya llevaba minutos observando la situación intentó realizar una grabación del hecho, pero un funcionario del Cicpc impidió el trabajo. Cuando se enteró que se trataba de una periodista, llamó a su jefe inmediato y, junto a más de cinco uniformados de negro, rodeó a la comunicadora y le ordenó la entrega del celular y borrar el video; de lo contrario, le advirtieron que sería detenida y llevada al comando para que dos de sus funcionarias revisaran.

Esta práctica periodística no fue considerada por ninguno de los funcionarios como delito, a pesar de que se exigía aclarar su argumentación y proceder. Sin embargo, solo cesó el amedrentamiento al saber que no existía material de grabación en la que aparecieran. Volvieron a sus carros, echaron gasolina antes de que todos los particulares y se marcharon.

Unidades de instituciones de seguridad y del estado pasan a llenar de gasolina antes que los ciudadanos que llevan uno o dos días en cola | Foto: Nancy Farías

Denuncias

Mientras los conductores hacen las largas colas de un día o dos para comprar gasolina, los carros, camionetas o motos de los distintos cuerpos de seguridad no hacen cola, sino que llegan y pasan a surtir, contó el chofer de un Ford que prefirió no identificarse.

En la estación esta práctica irregular es común y generó la queja de los conductores, porque este martes la gandola de gasolina llegó a las 10:00 de la mañana, dejó 13 mil litros nada más, de los 34 mil que lleva una gandola, y a las 11:00 am abrieron para vender.

El taxistas Omar Castro dijo que ya el problema de la gasolina lleva dos meses empeorando, así que saben que los 13 mil litros no duran más de dos horas en la bomba y quedan de nuevo muchos carros para el día siguiente.

Explicó que sería bueno buscar una solución rápida a la cola, impedir que la gente que paga o funcionarios pasen sin hacer cola y, sobre todo, eliminar la reventa de la gasolina que ya va por 5.000 bolívares por litro.

¿Qué tan útil fue esta publicación?