Ex misses ventilan cómo petrodólares financiaban guateques de Diego Salazar

194

Caracas. El caso de Claudia Suárez —reportado por el portal de investigación Armando.Info— pica y se extiende. Este fin de semana generó un enfrentamiento verbal y público entre exparticipantes del Miss Venezuela, quienes han decidido usar redes sociales para señalarse una a otra de estar vinculadas a empresas y empresarios asociados con tramas de corrupción en Petróleos de Venezuela, S. A.

Lee también: Organización Miss Venezuela se desmarca del escándalo de las “petromisses”

Tras la denuncia realizada en el caso de Suárez, se conoció que las animadoras Zoraya Villaroel, Vanessa Goncalves y Tatiana Irizar, entre otras (quienes trabajaban en la fundación Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez y uno de los señalados como responsable de un millonario desfalco a Pdvsa) estaban vinculadas con redes de corrupción.

Una de las primeras figuras públicas en comenzar a lanzar piedras fue Anarella Bono, exesposa del presidente de la Sudeban, Antonio Morales, y animadora de un programa de Televen— no negó las acusaciones en contra de Zoraya Villaroel, sino acusó a otras integrantes de la farándula, todas exmisses, de haber recibido dinero proveniente de la corrupción.

Otra de las «famosas» que se montó en la ola fue Hanelly Quintero, presentadora del programa La Bomba y Kino Táchira, y afirmó que las denuncias «no son falsas» y que una de las vinculadas en ese caso sería Stefanía Fernández, Miss Universo 2009, y subrayó que cuando se supieran más detalles de este caso «muchos quedaría decepcionados» al conocer a las involucradas.

Posteriomente, Bono defendió a Zoraya Villaroel y dijo que las reinas de bellezas vinculadas a este escándalo son más de las que se mencionan. Dijo que Anyela Galante, candidata y Miss Venezuela Mundo, era una «enchufada». Bono también afirmó que Diego Salazar pagaba los servicios de estas mujeres con carteras y vehículos.

La animadora de Televen pidió también que se investigara a Anyela Galante Salermo, Luz Mar Sánchez y Jesús Sánchez. La exmiss también afirmó que Galante estaría involucrada con hechos de corrupción en Conviasa y Cementos Venezuela, ambas empresas estatizadas que, en la actualidad, presentan severos problemas en la prestación de sus servicios.

Angie Pérez, periodistas venezolana y miss, confirmó las denuncias en contra de Salazar y afirmó que a cada uno de los asistentes de sus fiestas le obsequiaban un rolex.

Hanelly Quintero, también afirmó que mientras las misses acudían a eventos benéficos auspiciados por la fundación de Diego Salazar, a sus cuentas eran enviados miles de dólares que provenían, según Quintero, «del desangre de Pdvsa».

En la cuenta de un usuario llamado Osmi de Jesús, especializado en farándula, se publicó también una conversación entre el usuario y una exmiss —que no fue identificada— en la cual afirman que la «zarina» Giselle Reyes recibía 2.500 euros por cada Miss que recibía un contrato con los empresarios. Sin embargo, estas afirmaciones no pudieron ser comprobadas.

Al momento de redacción de esta nota se esperaba el resultado de una reunión entre Anarella Bono y los ejecutivos de Televen, quienes presuntamente habrían llamado a la animadora, luego de la polémica.

¿Qué tan útil fue esta publicación?