Gremios de la salud de Portuguesa marchan en Acarigua y entregan documento a la iglesia

46
En la iglesia San Roque , de Acarigua, hubo protesta cívica a favor de la salud | Foto: Julio Coll
En la iglesia San Roque , de Acarigua, hubo protesta cívica a favor de la salud | Foto: Julio Coll

Guanare.– Desde el distrito sanitario Acarigua, hasta la iglesia San Roque, marcharon los gremios de la salud del estado Portuguesa. Juntos, desde médicos hasta camareras, portaron pancartas y consignas alusivas a su lucha por salarios dignos, condiciones laborales humanas, trabajo de calidad, dotación hospitalaria, insumos médicos, transporte eficiente y dinero en efectivo.

En la iglesia San Roque, de Acarigua Araure, fue entregado un documento suscrito por los representantes gremiales de los odontólogos, médicos, enfermería, bioanalistas, farmacéuticos y empleados y obreros del sector público de salud donde se expuso la compleja crisis del sistema y se solicita la intermediación del clero para sensibilizar al Gobierno respecto de la mengua y muerte que se vive en los hospitales de la entidad.

Lee también: Enfermeras de Portuguesa marcharán unidas en busca del apoyo de la Iglesia

Enfermeras de Portuguesa no cesan en sus reclamos | Foto: infociudadana Irma Mendoza

Ana María Velázquez, presidenta del colegio de profesionales de enfermería de Acarigua Araure, destacó que parte de la misiva entregada a la iglesia refiere sobre el desabastecimiento de insumos y medicamentos, la infraestructura colapsada, el déficit de talento humano, la existencia de personal altamente desmotivado debido a las graves situaciones en las que son obligados a laborar y los deprimidos ingresos que perciben por sus servicios profesionales, que no les permite garantizar para ellos y sus familiares un nivel de vida de calidad.

Velásquez asegura que han señalado con responsabilidad que situaciones como esas comprometen en sumo grado la garantía del derecho a la vida y a la salud de la población, cuyo responsable es el Estado Venezolano, según lo previsto en los artículos 83 y 84 de nuestra carta magna.

Los gremios de la salud de Portuguesa han solicitado a la iglesia católica sus buenos oficios, de conformidad con las atribuciones que le confiere el artículo 281 numerales 1,2 y 10 de la Constitución, en la búsqueda de soluciones ante las graves situaciones que afectan al sector salud venezolano.

Lee también: Fotos | Enfermeros toman la calle y oficinas de SaludPortuguesa en Guanare

Banderas, pancartas y vítores en la iglesia San Raque contra salarios deficitarios | Foto: Julio Coll

90 % de escasez de insumos y planta física en el suelo

En relación al desabastecimientos de insumos y medicamentos, la carta sostiene que esa situación viene siendo denunciada desde 2014, “sin que se le preste la debida atención, y hoy está por el orden del 90%, lo que compromete de manera grave la vida de las personas que ameritan atención medica: la carencia de medicamentos esenciales, es muy significativa. El desabastecimiento de insumos como guantes, material de limpieza, desinfectantes, reactivos, inyectadoras, entre otros, ha llegado a niveles tan críticos que se nos está pretendiendo obligar a obviar las buenas prácticas profesionales y las medidas de bioseguridad. La carencia de reactivos para exámenes de laboratorio que confirmen los diagnósticos médicos, así como la preparación de hemoderivados o transfusiones sanguíneas,, es de tal extremo que impide el trabajo del personal que allí labora».

Respecto de la infraestructura hospitalaria y las condiciones y medio ambientes de trabajo, el documento menciona que las edificaciones sanitarias son altamente peligrosas debido a que persisten unidades clínicas sin aire acondicionado, sin la iluminación requerida y con múltiples filtraciones que han ocasionado alarmante deterioro físico. “Los baños permanecen con olores nauseabundos, las áreas de descanso con condiciones infrahumanas, las unidades de anatomía patológica (morgues) sin la debida refrigeración por falta de mantenimiento, las plantas eléctricas, en su gran mayoría inoperativas, y, de igual manera, el suministro del servicio del agua”.

Lee también: AUDIO | Se agotan las vacunas contra la poliomielitis en Portuguesa

Jubilaciones y migraciones también cuentan

La carta dirigida a la iglesia en Acarigua también se refiere al déficit de personal en el sector salud debido a jubilaciones no programadas y sin la previsión de ingreso del personal sustituto, acentuado con el movimiento migratorio hacia otros países. “Esto ha generado que el poco personal disponible esté sometido a una sobre carga laboral, con el aumento del volumen de usuarios que buscan atención medica en centros de salud pública, incrementándose con ello, el grave riesgo de incurrir en mala praxis profesional producto del cansancio físico, sobre todo en los turnos nocturnos».

En relación a sueldos y salarios, los dirigentes gremiales señalan en su misiva “que la galopante inflación que afecta de manera salvaje a los trabajadores del sector salud, hace estos deban soportar unas condiciones de trabajo insostenibles, aunado a la grave crisis económica familiar, lo cual hace mella en su salud emocional y física provocando fuga de talento humano”.

¿Qué tan útil fue esta publicación?