Macri separa de la Casa Rosada al peronismo y es el nuevo presidente de Argentina

125
En provincias como Córdoba, la diferencia porcentual alcanzó niveles históricos | Foto: EFE
En provincias como Córdoba, la diferencia porcentual alcanzó niveles históricos | Foto: EFE
En provincias como Córdoba, la diferencia porcentual alcanzó niveles históricos | Foto: EFE

Por Fiorella Perfetto

En provincias como Córdoba, la diferencia porcentual alcanzó niveles históricos. En los resultados generales, el macrismo se impuso con una diferencia de unos tres puntos porcentuales, con 93% de las mesas escrutadas.

En una jornada “cívica y ejemplar” celebrada por ambas toldas políticas en disputa por la presidencia de la nación sureña, Mauricio Macri se erige como el sucesor de la dinastía Kirchner que ocupó la silla de la casa rosada durante 12 años. Quien fuera jefe de gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires por el partido Cambiemos dejó en el camino a Daniel Scioli, vicepresidente de la nación durante el mandato de Néstor Kirchner, primero de los tres períodos del partido justicialista.

Llega la hora de la verdad

Desde los primeros cómputos, Macri marcó el camino con un piso de unos ocho puntos porcentuales con relación al candidato de gobierno Daniel Scioli. Según uno de los analistas entrevistados por la señal argentina Todo Noticias Scioli no “era una espada dialéctica sofisticada y este desafío era demasiado grande para él sobre todo por jugar un papel de agresividad ajeno a su propio espíritu”.

A pesar de la diferencia a su favor en el balotaje, a Macri le tocará buscar consensos para gobernar, dadas las fuerzas contrarias a su línea política existentes en el congreso argentino. “Aún pensando distinto estamos a la orden para usted; comenzamos una nueva etapa y así la asumimos”, comentó más temprano Sergio Massa, diputado de la fracción ahora opositora. Provincias como Buenos Aires, Tierra de Fuego, Catamarca, Santa Cruz, Chubuc, Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán , con más del 85% de las mesas escrutadas siguen en manos del peronismo, aún cuando, según afirmaron analistas políticos, los valores porcentuales comparados con las elecciones de 2011 redujeron la brecha diferencial.

Jornada electoral exitosa y sin demoras

El organismo electoral argentino – dirección nacional electoral – ordenó el cierre de las mesas electorales a las 6 de la tarde de este domingo. El padrón electoral convocó a más de 32 millones de ciudadanos a las urnas con la fiscalización de 13 mil oficiales por cada tolda. Unos 100 mil miembros de seguridad custodiaron el proceso electoral. Los cómputos comenzaron a generarse en menos de una hora, tal y como habría adelantado Alejandro Tullio vocero principal de la rectoría electoral.

En provincias que habrían sido maltratadas por el kirchnerismo, Macri se impuso con cerca del 70% de los votos. “Arrasamos en Córdoba, Santa Fé y Mendoza”, se escuchaba en la tolda del bonaerense, cuando las mesas escrutadas ya se acercaban al 35%. La provincia de Buenos Aires, la más cerrada según los analistas, la diferencia le daba 50,18% a su causa mientras que Scioli tenía un 49,82% con cerca del 90% de las mesas escrutadas, resultado que dio la vuelta al final del conteo. Esta sería la razón por la que la diferencia porcentual final entre ambos candidatos sufriera un acortamiento en la brecha entre ambos contendores.

Mauricio Macri, empresario que en los momentos más duros del kirchnerismo se plantó firme desde su gobierno en la provincia de Buenos Aires es ingeniero civil, y en otrora presidente del club de fútbol Boca Junior. El fenómeno para todos motivo de análisis gira en torno a la forma como creció el partido por él fundado en 2003 Compromiso para el Cambio. La tolda macrista creció exponencialmente ganando espacios de peso que finalmente llevan a su fundador a la silla presidencial.

“La idea de la democracia es una relación de respeto y paridad, algo que no tuvo ni Menem ni los Kirchner pero sí Macri”, apunta Julio Bárbaro, dirigente peronista al referirse del futuro gubernamental del recién electo mandatario.

Gobiernos de Latinoamérica con los ojos en el sur

“Los gobiernos populistas apoyaron a Scioli apostando a la continuidad de los mandatos en sus regiones. A Maduro y Lula se les vio haciendo campaña por Scioli, a pesar de sus reiteradas quejas por la injerencia en sus países. Estamos seguros que esta elección está siendo seguida con mucho más interés por estos gobiernos que por los mismos argentinos”, comenta Ernesto Tenembaum, periodista experto en materia política. “Se acabó el noviazgo entre Cristina y los argentinos; estos han decidido ponerle límite a la corrupción”, concluyó.

El nuevo presidente de Argentina habría escrito en días pasados en su cuenta en la red social twitter que se comprometía a expulsar a Venezuela del Mercosur por la violación continua a los derechos humanos. Una muestra de su postura hacia la gestión del régimen venezolano. Durante su primer discurso estuvo acompañado por el comando de campaña. Macri abrazó a Lilian Tintori y Carlos Vecchio, presentes en el evento. Hay que recordar que antes de su elección ya Macri habría exigido al gobierno de Maduro la liberación de los presos políticos.

Habla el perdedor

Con más del 63% de las mesas escrutadas Daniel Scioli se dirigió a la nación. “Mi reconocimiento al pueblo argentino por esta jornada electoral. Han elegido a Mauricio Macri y ya he hablado con él deseándole éxito en su gestión. Quiero agradecer a los argentinos que nos respaldaron en nuestro proyecto; dejamos este país con la tasa más baja de desempleo, con la tasa más baja de des endeudamiento desde 1976, una Argentina que ha puesto en la educación un pilar fundamental generando oportunidades a los jóvenes de cara al futuro. He puesto todo mi esfuerzo por convencer, soy tremendamente respetuoso y espero que Dios ilumine a Mauricio para llevar adelante a la Argentina”. Con estas palabras reconoció el candidato peronista su derrota, además de agradecer a todos los medios de comunicación por la cobertura de este día al tiempo que se puso a la orden para colaborar con el nuevo gobierno.

Macri toma el estrado: las primeras palabras de muchas, como presidente: “Ustedes hicieron posible lo imposible”

Ante una gran multitud presente en demostración de apoyo, Macri agradeció a los dirigentes de su partido por sumar confianza como principal objetivo de su candidatura. “Es un cambio que nos tiene que llevar al futuro, a las oportunidades para progresar, no puede detenerse en revanchas o ajustes de cuentas, toda la energía y la vitalidad debe irse en construir la Argentina que soñamos, con pobreza cero, que tenemos que enfrentar y derrotar el narcotráfico y todos los argentinos debemos unirnos en mejorar nuestra calidad democrática….queremos tener buenas relaciones con todos los países, esperamos encontrar una agenda de cooperación con todos nuestros hermanos latinoamericanos….estoy acá no como un iluminado, sino para ayudarlos a encontrar el camino del desarrollo y del progreso”, expresó Macri en su primer mensaje a la nación y al mundo como presidente electo. “Le pido a Dios que me ilumine para encontrar para cada argentino la forma de hacerlo feliz, les pido no me abandonen, que el 10 de diciembre comienza esta etapa maravillosa, es acá, es ahora, vamos Argentina”. Macri cerró su intervención bailando en la tarima y saludando a sus seguidores.

¿Qué tan útil fue esta publicación?