Maduro: Diosdado y yo le salvamos la vida a Leopoldo López

148

El presidente Nicolás Maduro se sumó a la versión que altos funcionarios del Gobierno han reiterado en torno al asesinato y desmembramiento de Liana Aixa Hergueta González, y señaló que los presuntos implicados habrían recibido entrenamiento paramilitar desde Colombia para participar en el asesinato del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, «con el propósito que la culpa recayera en la revolución bolivariana».

Aseguró que tiene una grabación de un dirigente de oposición que ordenó mandar a matar a López y luego responsabilizar al Gobierno del suceso.

«Yo le salvé la vida a Leopoldo López; Diosdado y yo lo hicimos, porque la oposición lo quería eliminar», dijo.

En su programa «Contacto con Maduro Nº36», que hizo desde el Polideportivo Hugo Chávez en Camurí Chico, estado Vargas, el Jefe de Estado indicó que  los cuerpos de inteligencia han detectado a 30 grupos financiados y presuntamente entrenados desde Colombia por Álvaro Uribe Vélez.

Sostuvo que este grupo, supuestamente liderado por dos activistas de la oposición venezolana, mantenían conexiones con altos niveles de la derecha colombiana y habrían recibido órdenes de asesinar a líderes conocidos de la política tanto de la oposición como del chavismo.

Asimismo, reveló que en los próximos días se darán a conocer los planes que tenían estos sujetos que calificó como «parapolíticos» para, según dijo, asesinar a familiares de algunos dirigentes del Gobierno.

«Pretendían desmoralizar moralmente a algunos líderes matándoles a una hija, a un hijo», manifestó.

Al referirse al caso de Liana Aixa Hergueta González, el mandatario nacional lo calificó como un “monstruoso crimen, uno de los más terribles en la historia por cómo se hizo».

Maduro indicó que al momento de ser capturados los autores materiales y el intelectual de este crimen «nos dimos cuenta de que era un núcleo paramilitar de la ultraderecha venezolana, en el que dos de los asesinos son militantes de partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y escoltas de líderes de la oposición, expertos en descuartizar personas».

«Ellos fueron entrenados, los mandaron a matar. Ellos contrataban a un sicario, salían y mataban. Los métodos que utilizaban para salir a matar los emplearon contra esta señora», expuso.

El Presidente mostró un video en el que José Pérez Venta confiesa quiénes estarían detrás del caso. En el audiovisual vincula a los dirigentes de oposición Gabriela Arellano, María Corina Machado, Miguel Henrique Otero y María Conchita Alonso, entre otros. Pérez Venta aseguró que Phil Laidlaw, quien era encargado de negocios de Estados Unidos, le entregó unos mil dólares.

¿Qué tan útil fue esta publicación?