#MonitordeVíctimas |“Tenía antecedentes, pero merecía ser juzgado”

176
Foto: Rayner Peña
| Foto: Rayner Peña

Caracas.– Jorge Luis Key, de 25 años, joven oriundo del barrio Minas de Baruta, estado Miranda, quien se encontraba solicitado por las autoridades tras un asesinato que cometió hace unos meses, fue sorprendido la mañana del martes 13 de marzo por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (Cicpc), mientras compartía en la casa de un vecino. Los uniformados le dieron dos disparos que le segaron la vida.

Lee también: Denuncian que Cicpc “acribilló” a un pastor, su hermano y otro petareño

Los familiares de Jorge Luis, quienes pidieron resguardar su identidad, relataron que, aproximadamente a las 10 de la mañana unos diez funcionarios del Cipc se bajaron de las patrullas al llegar al sector Los Mangos. Posteriormente, subieron las escaleras e ingresaron a la vivienda de un amigo del joven. Al amigo lo dejaron dentro de la residencia y a Jorge lo sacaron hasta los escalones que llevan a la carretera; allí le dieron un disparo en el pecho. Luego de herirlo, lo llevaron al ambulatorio de Minas de Baruta, pero ingresó sin signos vitales.

Sus deudos reclaman el hecho y piden justicia, pues aseguran que “aunque Jorge Luis la debía y estaba solicitado, debían respetarle la vida. Tenían que detenerlo y ponerlo a la orden de la Fiscalía”. El joven de 25 años deja huérfano a un bebé de tres años y se conoció que para ganarse la vida trabajaba como motaxista en una línea del sector. Hace tres años permaneció 45 días detenido en la sede de PoliBaruta, pero luego de averiguaciones salió en libertad.

¿Qué tan útil fue esta publicación?