Pacientes piden mediación de la Defensoría del Pueblo ante paralización de radioterapias en el Clínico Universitario

84
Foto: Cortesía Crónica Uno
Los pacientes reciben radiaciones por una máquina de cobalto mientras se repara el acelerador lineal | Foto: Referencial

Caracas.- Los pacientes oncológicos del Hospital Universitario de Caracas (HUC) acudieron a la sede de la Defensoría del Pueblo este viernes, en compañía de los representantes de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), para exigirle al principal representante del organismo, Tareck William Saab, que sea mediador en la búsqueda de soluciones al problema que presenta el servicio de radioterapia del centro asistencial, que tiene el acelerador lineal inoperativo desde hace un mes.

Los pacientes informaron que actualmente el hospital ha tratado de evitar que el tratamiento se detenga, aplicando en su lugar radiaciones mediante una máquina de cobalto. La terapia por medio de este equipo, denuncian los afectados, deja efectos secundarios en el organismo que no provoca el procedimiento terapéutico por medio del acelerador lineal. “Los médicos comenzaron a marcarnos para darnos radiaciones por medio de la máquina de cobalto que tiene el hospital, que es bastante vieja, mientras se soluciona el problema”, refirió un paciente, quien prefirió reservar su identidad por temor a represalias con el personal médico de la institución. «Me da miedo que luego me quiten el tratamiento», asomó.

Lee también: Apagón en hospital de Puerto Cabello amenaza vida de pacientes en cuidados intensivos

Pablo Zambrano, representante de Fetrasalud, indicó que ayer, a propósito de una visita que realizó la organización sindical al Ministerio de Salud, le planteó el caso de los pacientes oncológicos del Clínico Universitario a la directora general del despacho del ente ministerial, Zayda Medina. “Las autoridades se mostraron sensibles ante el problema y se comprometieron a resolver la situación. El Gobierno debe entender que los pacientes con cáncer siempre tienen temor por la enfermedad y que ese miedo se incrementa cuando el tratamiento se paraliza”, indicó Zambrano.

Los pacientes previamente habían llevado una comunicación a la Defensoría del Pueblo, al igual que a otras instituciones gubernamentales, para alertar sobre la situación, que pone en riesgo el tratamiento de más de 300 afectados. Esa comunicación se las hizo firmar la jefa de servicio de radioterapia de Clínico Universitario, Morella Rebolledo, días atrás, durante una reunión que sostuvo con los pacientes en la que les explicó lo que ocurría con el equipo.

El acelerador lineal del Clínico Universitario permanece inoperativo por falta de mantenimiento preventivo correctivo. La razón de fondo descansa en una deuda que tiene el Ministerio de Salud desde agosto de 2016 con la empresa argentina INVAP, la cual firmó un convenio en marzo de 2015 que tenía por objeto ejecutar el mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos que están en los 19 centros de radioterapia del sistema público de salud del país. Estos fueron instalados tras el convenio que suscribió Venezuela con Argentina en 2004.

Lee también: Pacientes del Clínico Universitario no reciben radioterapia desde hace tres semanas

La empresa Meditron, que representa a INVAP en el país, es la encargada de hacer los trabajos de mantenimiento de los aparatos. En conversación con El Pitazo, su presidente, Antonio Orlando, señaló que INVAP les había solicitado “detener” las reparaciones hasta tanto el Ministerio de Salud no saldara la deuda que tiene con la compañía argentina, que ronda cerca de 15.000.000 de dólares.

Los pacientes aseguran que los médicos del servicio han hecho otras diligencias para garantizar el tratamiento, como referir a las personas con cáncer –en su mayoría provenientes del interior del país– a otros centros de salud que cuentan con aceleradores lineales (Hospital Oncológico del Seguro Social (antiguo Padre Machado), Hospital Domingo Luciani, Hospital Militar Carlos Arvelo); sin embargo, señalaron, aún no se ha concretado nada.

¿Qué tan útil fue esta publicación?