“Nuestro principal alimento es la yuca”

97
Los padres compraron el tubérculo en un buhonero del centro de Los Teques | Foto: Pola del Giudice

Los Teques.- Dos comidas al día, una de ellas solo de yuca, es la dieta diaria de una humilde familia mirandina, que este lunes enfrentó una pesadilla luego de que el desayuno de sus tres hijas y el único varón del hogar tuviera un trozo de yuca amarga que consumieron los menores.

Lee también: Intoxicado niño de un año tras comer yuca amarga en Los Teques

“Gracias a Dios solo fue un pedazo de la yuca que habíamos comprado este domingo para tener algo que comer el día lunes”, dijo David Delgado, el padre de familia, al explicar que adquirió una bolsa del tubérculo en la avenida Bermúdez, en un puesto informal ubicado cerca de la sede de los tribunales tequeños.

Las tres hermanitas que habían sido ingresadas al Hospital Victorino Santaella, por presentar intoxicación por consumo de yuca amarga, fueron dadas de alta por los especialistas del centro de salud, tras recibir el tratamiento médico.

Tan solo el menor, de un año de edad, continúa recluido en el centro asistencial, aún cuando está fuera de peligro.

Explicó el padre de los niños que la alta crisis económica ha hecho que este producto sea el principal sustento en el desayuno y el almuerzo. Delgado es jardinero y, con el poco sustento que recibe, logra mantener a su esposa y cuatro hijos.

En la capital de Miranda abundan los puestos callejeros donde venden yuca, en algunos ya viene embolsada y los compradores no pueden escogerla. “Siempre comemos yuca, no tenemos para pagar un kilo de pasta a Bs. 6 mil o un kilo de arroz a 5 mil.”, dijo el padre, quien refirió que la leche dejó de estar en la dieta de su hijo, quien aún está en edad de ser lactante.

Lee también: Niños intoxicados con yuca amarga en Maturín presentan malnutrición

El primero en caer con los síntomas de la intoxicación fue el menor de un año. Quizás por no poseer los suficientes anticuerpos, o porque su estómago aún no está apto para el consumo de la yuca, al comer un poco de la amarga enseguida iniciaron los síntomas de enrojecimiento y vómitos abundantes.

“Al menos los padres los trajeron a tiempo y pudimos aplicar el tratamiento a esta intoxicación alimentaria que resulta ser mortal, ante el alto contenido de cianuro”, dijo una médico del Hospital Victorino Santaella de Los Teques.

La yuca amarga produce ácido cianhídrico que se convierte en cianuro y envenena al que la consume. Se conoció que el tratamiento para estos casos es toxicológico y se busca impedir la conversión del ácido en cianuro al inyectar vitamina B12.

Se espera que en 48 horas el menor sea dado de alta del centro asistencial.

 

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?