Resurge la protesta al sur del estado Bolívar por nueva ola de asesinatos en minas

182
El 4 de marzo el pueblo de Tumeremo protestó para exigir el cadáver de sus familiares asesinados en una mina.

Protestantes responsabilizan a funcionarios de la Operación Liberación del Pueblo (OLP) de atropellos en el interior de las minas. En el poblado de Santa María, en el municipio Piar, aseguran que hombres armados entraron buscando a mineros por nombre y apellido. 

El 4 de marzo el pueblo de Tumeremo protestó para exigir el cadáver de sus familiares asesinados en una mina.
El 4 de marzo el pueblo de Tumeremo protestó para exigir el cadáver de sus familiares asesinados en una mina.

Por: Clavel Rangel | El Pitazo – Bolívar

Habitantes del poblado de Santa María, en el municipio Piar del estado Bolívar, trancaron este sábado la troncal 10 – que comunica al país con los municipios del sur de la entidad -en protesta por el asesinato de mineros.

En la incursión de este viernes, ocurrida en la mina Cummis entre el municipio Piar y Pedro Padre Chien, testigos aseguran que fueron masacrados más de cuatro mineros por parte de efectivos de la Operación Liberación del Pueblo (OLP), el último plan del Gobierno para combatir el crimen en Venezuela.

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, Américo de Grazia, denunció que uno de los protestantes le contó que los presuntos funcionarios se presentaron preguntando por hombres con nombre y apellido, para luego disparar.

Lea también: AUDIO | Diputado de la MUD denuncia nueva masacre en el arco minero

De acuerdo al diario regional El Progreso, los familiares llegaron al Hospital Gervasio Vera Custodio –en Upata – desesperados en búsqueda de los mineros heridos en el tiroteo.

Aunque en la morgue solo se reportó el cuerpo de Luis David Flores de 22 años con tiros en la cara, y José Gregorio Sotillo Marcano, de 20 años, con tiros en el pecho, consejos comunales y vecinos en protesta aseguran que fueron más los masacrados.

El cierre de la troncal comenzó pasadas las 3:00 de la tarde y terminó a las 8:00 de la noche, sin que ninguna autoridad se presentara. De Grazia señaló que los manifestantes prometen regresar este domingo pues exigen que aparezcan el resto de los cadáveres y que haya justicia.

Semana cruenta

En el mes de julio ha repuntado la violencia en las minas del estado Bolívar. Los primeros asesinatos ocurrieron el pasado 4 de julio, en El Playón en el Alto Caura, municipio Sucre.
En el hecho asesinaron a Ivette Castillo Castro y su pareja Pablo Iborguen Murillo, pero testigos aseguran que más de ocho personas fueron masacradas.

Lea también: Fiscalía espera información del diputado De Grazia sobre presunta masacre en Alto Caura

Para investigar el caso, el Ministerio Público comisionó a los fiscales 4° y auxiliar del 1° circuito judicial del estado Bolívar, Daniel Lanz y María Pérez, respectivamente.

De acuerdo a la comunicación del Ministerio Público, Castillo e Iborguen habrían iniciado una discusión en la cual la mujer resultó herida con un arma blanca cerca del cuello, lo que ocasionó su muerte. Minutos más tarde, un hombre presuntamente interceptó a Iborguen y lo hirió en varias oportunidades con un arma de fuego.

Otra fosa

El segundo caso ocurrió el pasado sábado 9 de julio. De acuerdo al diputado De Grazia, supo de la existencia de una fosa por una llamada de Danielsy Henrique, viuda de José Adalberto Romero Silva.

Según el testimonio de Danielsy, residente de Upata, se trasladó hasta el sitio inmediatamente supo de un tiroteo en el kilómetro 27 de Las Claritas en el municipio Sifontes. Todos los días se comunicaba con su esposo, y al no lograr comunicación ese sábado, no dudo en movilizarse hasta la montaña.

Una vez en el sitio, le contó a De Grazia, los jefes de la mina le dijeron que se regresara porque José Adalberto – de 25 años y con dos hijos – ya estaba muerto. Con un acuerdo, logró sacar el cadáver. La llevaron a una fosa y del lugar sacaron al menos tres cuerpos antes de hallar el de su esposo.

“El viacrucis de Danielsy no terminó allí. Tuvo que trasladar el cuerpo de su esposo en un camión 350 hasta el Cicpc (policía científica) de Tumereno, luego a San Félix (tres horas) para que le pudieran hacer una autopsia”, Contó De Grazia.

El diputado señaló que directamente se comunicó con el fiscal superior del estado Bolívar, Israel Pérez, quien agilizó la biopsia en la morgue del Cicpc. Cinco días después, este jueves, Danielsy pudo darle sepultura a su esposo.

“Esto nos da una idea de cómo están actuando, el Gobierno necesita limpiar la zona para facilitar la entrada de las transnacionales”, denunció vía telefónica.

Dos hechos similares, indicó, han ocurrido en territorio que el Gobierno comprometió con una carta de intención con la transnacional Gold Reserve y aunque no hay pruebas de la vinculación, desde la masacre de Tumeremo– donde fueron asesinados al menos 17 personas con tiros en la cabeza y tirados en una fosa el pasado 4 de marzo – los pueblos del sur vinculan la razia con el desarrollo del Decreto Arco Minero prometido por el Gobierno como solución a la anarquía.

Desaparecidos

Esta semana una comisión de diputados se reunirá para abordar el caso de 12 desaparecidos en el contexto de las minas. De Grazia indicó que son familiares que buscan los cadáveres después de haber conocido de la existencia de fosas y presuntos enfrentamientos en las minas.

En los últimos meses la migración a los yacimientos auríferos se ha multiplicado. Aunque no hay cifras del éxodo, pobladores atribuyen el reciente boom de la minería al desempleo, la hiperinflación y la acentuada escasez en otras regiones, factores que los hacen arriesgar sus vidas a cambio de unas cuantas gramas de oro que multiplican hasta por 10 el salario mínimo nacional.

Desde la masacre de Tumeremo, el pasado 4 de marzo, el Gobierno ha acentuado los controles pero eso no se ha traducido en paz. El pueblo de solo consiguió atención luego de seis días de cierre de la troncal 10, pues el Gobierno negaba los asesinatos denunciados por la comunidad.

Lea también: Rangel Gómez y familiares tienen versiones enfrentadas de lo ocurrido en Tumeremo

La presión obligó que tanto la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, como el defensor del pueblo, Tareck William Saab se movilizaran hasta el lugar. Ambos prometieron llegar hasta las últimas consecuencias.

En el desarrollo de las investigaciones fue abatido por la FAN El Topo, uno de los líderes de bandas acusados del control de los territorios mineros al sur del estado Bolívar.

Lea también: El Topo: La leyenda de un pran que se hizo realidad con la masacre de Tumeremo

Posteriormente han aumentado las denuncias de violaciones en los que involucran a  funcionarios de las OLP. Todo ocurre en territorio que pretende ser entregado a transnacionales bajo el paraguas del Decreto del Arco Minero, con el cual el Gobierno promete desarrollar la minería a gran escala.

En ese contexto, otrahttps://www.youtube.com/watch?v=j2oh2JKjeN0s comunidades mineras como El Perú, en El Callao, han denunciado la incursión de la OLP destruyendo campamentos, persiguiendo a la comunidad y robando a los pobladores.

En mayo el mayor general Clíver Alcalá Cordones, ex comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) de Guayana, aseveró que el Estado perdió el control del sector minero por falta de voluntad política para acabar con las mafias. “Perdimos la soberanía en ese sector porque no hay ejercicio del poder y cuando se ejerce se hace muy limitadamente (…) No hay voluntad política», reseñó.

¿Qué tan útil fue esta publicación?