Tupamaro respalda a Cabello como presidente porque “encarcelará a traidores y pondrá orden”

135
El diputado habló una vez más sobre el revocatorio presidencial | Foto: Archivo

El secretario general de Tupamaros explicó a El Pitazo que Cabello es la figura “ideal” para lograr una “limpieza en la administración pública” y por eso lo apoyan

 | Foto: Archivo
De no realizarse el referendo revocatorio en 2016 sino el año que viene, la figura de Jefe de Estado quedaría en manos del vicepresidente de la República. Cabello suena como opción del Psuv | Foto: Archivo

Por: Oriana Vielma | El Pitazo – Caracas

El Movimiento Revolucionario Tupamaro fue el primero en proponer a Diosdado Cabello como vicepresidente, en caso de que el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro se realice en 2017, una vez completada la recolección del 20% a finales de octubre de este año. Así, la tolda que integra la alianza oficialista del Polo Patriótico apoya que el militar retirado se convierta en el Jefe de Estado para culminar el mandato hasta 2019.

Antes de que el gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach, advirtiera este miércoles 28 de septiembre a la oposición que continuar con el procedimiento para la revocatoria de mandato significaría apoyar la presidencia del actual diputado y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), la organización marxista-leninista ya había sugerido esta posibilidad, según narró a El Pitazo el secretario general, José Pinto, a través de un contacto telefónico

“Los sectores de la oposición han satanizado a Cabello; lo ponen como el ogro, el hombre al que hay que temer supuestamente. Si eso es así, entonces es el hombre ideal para que someta a esta oposición a la ley, para que vayan presos los que hoy están en la calle y han traicionado la patria de manera abierta. (Cabello) será quien los juzgue por traición a la patria y el que pondrá orden”, aseguró, bajo el argumento de que en la Cuarta República “ellos lo hicieron cuando fueron Gobierno”.

“Poner orden” significa para Pinto “hacer una limpieza en la administración pública”, porque supuestamente “en muchos cargos (del tipo) 99 (alto nivel) hay contrarrevolucionarios, algunos ministros, inclusive”. Igualmente, reveló que no se trata de una decisión que cuenta con el amparo del resto de los partidos del GPP aún. “No se ha conversado todavía”, admitió.

¿Advertencia o realineación de poder?

Para Nicmer Evans, miembro de Marea Socialista –corriente autodefinida como chavista, pero separada del Psuv–, las declaraciones de Ameliach tienen dos interpretaciones: la primera, que buscan generar temor amenazando a quienes solicitan revocatorio y, la segunda, que sacan a la luz una posible aspiración presidencial por la vía no electoral. Una acción de advertencia contra una realineación de poder interno.

“Estoy seguro de que él (Ameliach) no dice nada de manera accidental, porque tiene capacidad de calcular lo que dice. Entonces, busca amenazar a los que no están con el Gobierno para decirles que lo que viene es peor. Pareciera que es una postura que malpone a Diosdado Cabello ante la mayoría del pueblo que quiere salir de Maduro (…). El segundo enfoque consiste en una jugada adelantada, en la que se envió a Ameliach a generar la matriz de opinión en función de un reposicionamiento de Cabello sobre su aspiración presidencial por vía no electoral”, analizó.

Esta segunda opción, de acuerdo con el politólogo, señala que Cabello forma parte de “uno de los sectores con mayor capacidad de negociación y maniobra”. Sin embargo, tras conocer las declaraciones de Pinto, las considera una confirmación de la primera tesis: “La matriz que generó Ameliach es una estrategia en función de generar temor”.

En el plano de la especulación, cree que la autoridad regional no tiene buenas relaciones con expresidente de la Asamblea Nacional, pero prefiere no asegurarlo. La única certeza que Evans dice tener es la ratificación de que “la cúpula del Gobierno sí está discutiendo escenarios sobre quién será el futuro vicepresidente” que dejan a Maduro por fuera y ponen al descubierto las “fisuras internas”. Descarta que ese debate ocurra en el seno de la tolda revolucionaria, y mucho menos a lo interno del Polo.

El abogado, doctor en ciencias políticas y exrector del Consejo Nacional Electoral, Luis Salamanca, también consultado por El Pitazo, coincide con Evans en que las declaraciones son un intento de “intimidación para atemorizar al elector”, que deja a Cabello como un personaje muy negativo al “presentarlo como lo peor”, y con las que admiten que “van a perder el revocatorio”.

“Cabello no ha hecho nada por tener una imagen distinta; él es el duro de la partida. Es el tipo que siempre da la imagen de irse a los extremos y vende la idea del chavismo capaz de hacer cualquier cosa”, señaló. Lo que verdaderamente preocupa a Salamanca es la idea de que la oposición no concurra unida a un revocatorio en 2017, «lo que cambiaría por completo el panorama».

En cualquiera de los casos, si Cabello cuenta con apoyo dentro de la coalición o en la cúpula oficialista para asumir la cabeza del Poder Ejecutivo, no sucede lo mismo con el respaldo popular. En un estudio realizado en julio de este año, Venebarómetro preguntó si en caso de que Nicolás Maduro salga de la Presidencia por la vía del referendo revocatorio, ¿quién le gustaría a usted como Presidente de Venezuela? En esta interrogante Cabello obtuvo solo 2 % de aceptación.

Cabello fue el primero en adelantar una posibilidad similar si Maduro llegara a ser revocado. En su programa Con el Mazo Dando número 107 habló de esta fórmula: “Llega el 10 de enero y el referendo se hace, ponte, en marzo, ejercicio negado; sacan a Nicolás, bueno el que sea vicepresidente asume la presidencia, nombra a Nicolás de vicepresidente y a la semana renuncia (…). A la semana renuncia y el 233 dice que cuando falte menos de dos años recibe el Vicepresidente. ¿Qué van a hacer? ¿Otro referendo?”, expresó el 11 de mayo.

De no activarse el referendo entre el momento en que se cumple la mitad de su mandato y el cuarto año del período constitucional, la Carta Magna establece en su artículo 233 que será el vicepresidente quien asuma el cargo. Esa fecha es el 10 de enero del año que viene. En cambio, si se realiza antes y Maduro resulta revocado, el Consejo Nacional Electoral está obligado a convocar elecciones en 30 días.

¿Qué tan útil fue esta publicación?